Este pasado martes se realizaba el último entrenamiento que la Federación de Castilla y León lleva realizando durante este verano.

A estos entrenamientos solo podían asistir, y con todas las medidas de protección, los deportistas que están catalogados como deportistas de élite y se realizaron en el centro de tecnificación de alto rendimiento de Valladolid.

Las únicas dos deportistas zamoranas y pertenecientes al club Judo Morales, Miriam Silvares y Eva Revuelta, aprovecharon estos entrenamientos para empezar este curso en un estado perfecto.

Comentarios