El Partido Popular impidió este jueves en el Congreso de los Diputados que un total de 1.560 millones de euros lleguen a los ayuntamientos de Castilla y León tras haber rechazado el Real Decreto Ley sobre medidas financieras a entidades locales, señalan los socialistas.

Este Real Decreto, denuncian los socialistas de Castilla y León, “contenía un abanico de oportunidades para los ayuntamientos al que este Parlamento ni podía ni debía renunciar” pero el PP ha optado por bloquear el abanico de medidas beneficiosas para las entidades locales de nuestra Comunidad, reiteran.

El PSOECyL sostiene que el PP de Castilla y León prefiere las “batallitas absurdas de Pablo Casado que tener recursos y capacidad para atender a sus vecinos en mitad de la peor crisis de nuestra historia reciente". “No hay una explicación lógica ante la postura del PP de Castilla y León”, advierten los socialistas.

El RDL no convalidado por el PP "daba soluciones a los municipios con dificultades financieras, les ofrecía facilidades para el pago de deudas con la Seguridad Social y la Agencia Tributaria, la posibilidad de reestructurar su deuda, la asistencia económica por parte de las diputaciones vía transferencias corrientes de carácter finalista entre muchas otras, si tienen remanentes, actualmente inmovilizados por la Ley Montoro”.

“Se han llevado por delante todas esas medidas que tanto tiempo llevaban reclamando las administraciones locales, como la eliminación de la regla de gasto, la reinversión del superávit, el fondo de transporte o la participación en los fondos europeos”, advierte el PSOECyL.

Los socialistas también apuntan que "la actitud de la derecha impedirá que de los 1.162 millones de remanentes que correspondería a las entidades locales de la Comunidad, éstas reciban, además, otros 407 millones (el 35%) como defendió el grupo socialista en el Congreso. Además, la propuesta socialista incluía una actualización de la financiación de los ayuntamientos, lo que implicaba que la caída de ingresos del Estado no afectara a los ayuntamientos. Es decir, se les hubiera concedido unos ingresos como si no hubiera habido crisis económico-sanitaria".

Concretamente, la propuesta del PSOE hubiese significado un desembolso que iría desde los 18,6 millones para los ayuntamientos de la provincia de Ávila hasta los 97,3 para la provincia de León.

El PSOE también señala que "el señor Mañueco 'ha vuelto a plegarse' a Pablo Casado, dando la espalda a los ayuntamientos y diputaciones y por lo tanto, a los vecinos de Castilla y León. Por eso, Mañueco y los diputados del PP en nuestra Comunidad 'deberán dar explicaciones sobre su negativa a respaldar esta inyección financiera a los ayuntamientos en un momento tan complejo debido a la pandemia así como a levantar las múltiples restricciones a la autonomía local que impusieron durante los años de Gobierno de Rajoy”.

“Han preferido dejar vigentes las normas de Montoro cuando teníamos la oportunidad de levantar la mayor parte de sus restricciones”, sostienen los socialistas de Castilla y León.

"En todo caso, la propuesta de reparto ofrecida en el Congreso de los Diputados por el grupo socialista beneficiaba claramente a nuestra Comunidad, al contar con una cuarta parte de los consistorios del país, frente a la propuesta del PP, que tenía en cuenta a la población en el reparto de dinero", finalizan.

Comentarios