martes. 29.09.2020 |
El tiempo

Carlota, la niña que espera el milagro del doctor Cavadas para no perder sus manos y pies

Carlota, la niña que espera el milagro del doctor Cavadas para no perder sus manos y pies
Foto: La Vanguardia
Carlota, la niña que espera el milagro del doctor Cavadas para no perder sus manos y pies

Una bacteria invadió la sangre de la pequeña, de 4 años, el pasado agosto. Sus padres reúnen fondos para que el médico valenciano salve tres de sus extremidades

Carlota tiene cuatro añitos y lleva ingresada desde el 4 de agosto en la UCI pediátrica del Hospital Materno Infantil de Málaga. Ingresó con una sepsis, una infección de la sangre provocada por una bacteria que le paralizó los órganos. La pequeña estuvo seis días sedada y hoy sus cuatro extremidades están dañadas por microtrombos, según informa el diario digital El Español.

Un mes después de su ingreso, el 4 de septiembre, el hospital tenía programada la intervención. Sus padres, Jairo y Marina, buscaron una segunda opinión, porque los traumatólogos afirmaron que perdía la mano derecha, y probablemente la movilidad de los dedos de la mano izquierda y el pie derecho hasta el talón. “Nos preocupaba mucho que nuestra hija no pudiera coger nada ni utilizar las manos”.

Es Jairo García, el padre de Carlota, quien explica cómo trataron de buscar soluciones alternativas. Al principio del ingreso de la pequeña, le administraron un tratamiento específico para isquemias y necrosis en extremidades. No resultó. La enfermedad fue a más. El Servicio Andaluz de Salud les facilitó el criterio de otro cirujano que, a pocos días de la operación prevista, propuso esperar al desarrollo de la isquemia, ya que “podía llegar a mejorar”. Paralizaron la intervención... Y llegó el doctor Cavadas.

Jairo y Marina dieron con él buscando información. Sabían que operaba en el Hospital Vithas 9 de Octubre de Valencia y contactaron con él. “Le mandamos un correo y nos contestó en unos días”. El llamado 'doctor milagro' realizó una valoración de la paciente a partir del caso clínico, el historial de Carlota desde su ingreso y fotografías de la necrosis de las extremidades.

Según la familia, en un primer diagnóstico, Cavadas les aseguró que salvaría los dos pies, la mano izquierda con reconstrucción pero que la niña perdería la mano derecha, “que es la que tiene peor”. “Vimos a Cavadas como Dios en ese momento”, afirma Jairo. Sin embargo y a pesar de que la noticia es la de una niña que espera el milagro del doctor, el doctor aún no ha explorado a la pequeña personalmente.

Por otra parte, desde el Hospital Materno Infantil se afirma que “esta intervención es frecuente y los servicios de Cirugía Pediátrica y de Traumatología del centro gozan de prestigio y conocimiento para llevarla a cabo”.

Añaden, además, que respetan la decisión de la familia a pesar de que “se llevaría a cabo en los mismos términos” que en cualquier otro hospital. En todo caso, han programado una nueva fecha de intervención para esta semana.

Los padres de Carlota se enfrentan ahora a unos gastos a los que no pueden hacer frente. Un día de ingreso en un hospital privado de estas características cuesta 230 euros; si hiciera falta entrada en UCI, la factura subiría a 610 euros la jornada.

“Seguro que tras la operación tendrá que estar en UCI” y al menos calculan que estará entre 30 y 60 días en planta. A eso hay que sumar los honorarios de Cavadas, que aún no conoce la familia, y el coste de la prótesis funcional para la mano derecha, “unos 30.000 euros o más”.

Ahora Jairo y Marina están constituyendo una asociación para poder canalizar los donativos: "Se han puesto en contacto con nosotros muchas personas y estamos abrumados". En la página "Ayuda para Carlota" de Facebook ya hay más de 6.000 seguidores Instagram son casi 15.000 los seguidores de su perfil.

Cavadas tiene en su haber operaciones milagrosas, como la operación al joven guatemalteco que tenía la columna seccionada por un disparo que sufrió siendo un niño; la reconstrucción de la cara y la mano del pastor keniata que fue atacado por una hiena o la operación en el rostro de Samira, a quien un bulto le cubría media cara.

Comentarios
Lo más