miércoles. 28.10.2020 |
El tiempo

El zamorano Gómez Pascual aborda a la ministra de Trabajo antes de un acto para pedir ayuda al sector taurino

El zamorano Gómez Pascual aborda a la ministra de Trabajo antes de un acto para pedir ayuda al sector taurino
El zamorano Gómez Pascual aborda a la ministra de Trabajo antes de un acto para pedir ayuda al sector taurino

El banderillero abordó de manera educada a la ministra antes de un acto en Madrid. Le solicitó tener en cuenta al sector taurino en las ayudas de Cultura, cuyas ayudas han sido hasta ahora denegadas. El encuentro se desarrolló en un clima de respeto y buenas palabras, según desvela el diario El Mundo.

El sector taurino está inmerso en diferentes acciones legales contra el Gobierno al que acusan de discriminarles en la gestión de la crisis del coronavirus, ya que están excluyendo a sus profesionales de las ayudas al sector cultural y, a nivel ganadero, tampoco se está teniendo en cuenta la peculiaridad de la raza de lidia.

Dentro de este contexto, han sido muchas los actos reivindicativos que han desarrollado desde el sector en diferentes ámbitos y de diferente índole. Pero en las últimas horas se conocía una reivindicación llevada a cabo por el banderillero zamorano Javier Gómez Pascual. 

Según desvela el diario El Mundo, el banderillero de la cuadrilla de Cayetano abordaba en las últimas horas en Madrid a la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz.

“¿Ministra, tiene un minuto para atenderme?”, le pidió el zamorano al salir del coche, tal y como cuenta en El Mundo: “He visto que a las ocho de la tarde había un acto en Matadero. He entrado por el parking. Me he hecho el encontradizo caminando cerca y ha sido cuando le he preguntado si podía atenderme”. “Mire, vengo en representación de los toreros y vengo a pedir explicaciones. No nos conceden las ayudas que por ley nos pertenecen”, le ha dicho Gómez Pascual, según expone en este periódico de tirada nacional. Yolanda Díaz, según señala el banderillero, le ha respondido: “No es mi intención dejar a nadie atrás”.

La charla, de un minuto y medio, transcurrió en un clima de educación y respeto, según el banderillero. La ministra le preguntó el nombre. “Javier, te garantizo que vais a ser atendidos. Te doy mi palabra”. “Ha sido súper amable”, añade el banderillero a El Mundo, y añade: “Tenía ganas de dar explicaciones. Una actitud dialogante. No ha habido ningún momento de tensión”.

Comentarios
Lo más