jueves. 29.10.2020 |
El tiempo

El vecino de Manuela Chavero confiesa que "la enterró" y alega que "fue un accidente"

El vecino de Manuela Chavero confiesa que "la enterró" y alega que "fue un accidente"
El vecino de Manuela Chavero confiesa que "la enterró" y alega que "fue un accidente"


Vive en la misma calle en la que residía Chavero, apenas separados por una casa. Tiene 28 años.

La Guardia Civil ha detenido a un hombre en relación con la desaparición de Manuela Chavero hace cuatro años, según ha podido confirmar EL ESPAÑOL. Se trata de un vecino de Monesterio, Badajoz, de 28 años, que vive en la misma calle en la que residía Chavero, apenas separado por una casa, según informa el diario El Español.

Fuentes de la investigación señalan a este periódico que desde que el detenido pasó a disposición policial ha colaborado y que a lo largo de la madrugada ha confesado que "enterró" a Manuela Chavero, asegurando que se trató de un "accidente". Se espera que a lo largo del viernes concrete el lugar en el que se hallarían los restos.

El operativo se desplegó este jueves por la tarde, cuando el joven fue arrestado. Minutos más tarde y durante la noche, agentes llevaron a cabo un registro en el domicilio en busca de pruebas que pudieran implicar al sospechoso y resolver el paradero de Chavero.

La extraña desaparición

La madrugada del 5 de julio de 2016, Manuela, con 42 años y dos hijos, salió de su casa dejándose el teléfono sobre una mesa y la televisión y la luz encendidas de la cocina.

La desaparecida recibió el último mensaje a la 1.55 de la madrugada. Las pesquisas apuntan a que desapareció antes de las tres. Había quedado a la mañana siguiente con una de sus hermanas para ir a cambiar a una tienda ropa de los niños. En la casa nadie cogió el teléfono. Era raro, dijeron desde la familia: siempre contestaba las llamadas.


Los investigadores estaban convencidos desde el inicio de que Manuela no se marchó por su propia voluntad, que no huyó intencionadamente de su domicilio, sino que alguien se la llevó por la fuerza. En total, han barajado más de 100 sospechosos distintos en una localidad con algo más de 4.000 habitantes donde todos se conocen.


Comentarios
Lo más