martes. 27.10.2020 |
El tiempo

Detectan el coronavirus en 30 minutos: los nuevos test que se distribuirán en España

Detectan el coronavirus en 30 minutos: los nuevos test que se distribuirán en España
Detectan el coronavirus en 30 minutos: los nuevos test que se distribuirán en España

El avance acelera el aislamiento de los afectados y el control de la epidemia

Un nuevo test que detecta el coronavirus en treinta minutos se empezará a distribuir en España la próxima semana, informó ayer la empresa Vircell. El avance es uno de los primeros frutos de la búsqueda de tests rápidos y sencillos que se puedan repetir con frecuencia, lo que facilitará la detección de portadores asintomáticos del virus y mejorará el control de la epidemia, según informa el diario La Vanguardia.

Desarrollado en Corea del Sur y aprobado en la Unión Europea desde julio, el nuevo test ya se ha empezado a utilizar en aeropuertos de Italia en pasajeros que llegan procedentes de otros países, informa Joan Anglès, director de márketing de Vircell.

En Estados Unidos, un test similar desarrollado por la compañía Abbott fue autorizado la semana pasada por la Agencia de Alimentos y Fármacos (FDA). La prueba de Abbott, que ofrece resultados en quince minutos, tendrá un coste de cinco dólares. “Es un gran paso adelante hacia el desarrollo de tests similares que puedan ser utilizados como herramientas de salud pública; es un hito”, ha declarado Michael Mina, epidemiólogo de la Universidad de Harvard, a la revista Science .

Al igual que la PCR, estos tests detectan directamente material del coronavirus SARS-CoV-2. Por lo tanto, ambos tipos de prueba indican si una persona es portadora del virus en la actualidad y es potencialmente contagiosa. Pero mientras la PCR busca material genético del virus, las nuevas pruebas buscan proteínas de la membrana del virus (también llamadas antígenos, de ahí que se conozcan como tests de antígenos).

En el caso de la PCR, el material genético se amplifica para obtenerlo en grandes cantidades; esto tiene la ventaja de que la técnica permite detectar el virus en muestras en que es escaso pero el inconveniente de que requiere reactivos, personal especializado y tiempo. En el caso de los tests de antígenos, se buscan directamente proteínas del virus sin amplificarlas, de manera que se obtienen resultados más rápidos a costa de no detectar tantos casos como con la PCR.

“Puede ser de mucha utilidad para la sociedad tener un test rápido”, declaró ayer Bonaventura Clotet, director del instituto IrsiCaixa en el hospital Germans Trias i Pujol de Badalona, que está evaluando las prestaciones del nuevo test con vistas a su próxima introducción en España.

Estudios basados en simulaciones informáticas de evolución de la epidemia han demostrado que los tests rápidos pueden ser más eficaces para contener el coronavirus que las PCR aunque tengan una sensibilidad más baja y algunos casos positivos queden sin detectar.

Esto se explica porque, entre el momento en que una persona se hace una PCR y se le comunica el resultado, pueden pasar uno o dos días, o a veces incluso más, y en este periodo puede contagiar a otras personas. Un diagnóstico más rápido, además, permite identificar antes a los contactos recientes del paciente que ha dado positivo, algunos de los cuales pueden haber resultado infectados y estar contagiando a su vez.

Un estudio de la Universidad de Colorado en Boulder (EE.UU.) ha estimado, por ejemplo, que un test rápido repetido cada tres días a todas las personas de una población virtual reduce los contagios en un 88%. Una PCR aplicada cada dos semanas a la misma población los reduce en un 40%.

La realización de tests tan frecuentes requerirá, además de resultados rápidos, que se puedan obtener con facilidad las muestras de los ciudadanos. Las PCR actuales son poco agradables para la persona que se hace la prueba –aunque la molestia dura poco– y requieren personal sanitario para extraer la muestra. Varios grupos de investigación están trabajando actualmente en el desarrollo de tests a partir de muestras de saliva, lo que facilitaría su uso frecuente en escuelas, como propuso el lunes el infectólogo Oriol Mitjà, del hospital Germans Trias i Pujol.

El coronavirus se puede detectar de manera tan eficiente en una muestra de saliva como en una obtenida de la orofaringe, en ambos casos mediante una PCR, según una investigación de la Escuela de Salud Pública de Yale (EE.UU.) presentada el 28 de agosto en The New England Journal of Medicine .

Además de facilitar el control de la epidemia, los nuevos tests rápidos de antígenos podrían permitir que se reanuden los conciertos, obras de teatro y actos deportivos con público, según declaró el lunes Bonaventura Clotet en El món a RAC1 . Los espectadores se harían el test unas horas antes del evento y, en el caso de que dieran positivo, se les informaría y no se les dejaría entrar.

“Lo que estamos estudiando ahora es que no tengamos falsos negativos”, explicó ayer Clotet. Una investigación en curso está comparando las prestaciones del test de Vircell con las de la PCR en muestras analizadas en el hospital Germans Trias i Pujol

Si los resultados son positivos Clotet tiene previsto realizar un estudio en colaboración con el festival Primavera Sound en que se realizará el test de antígenos a los espectadores de un concierto. Se impedirá la entrada a los que den positivo y se hará un segundo test cinco días más tarde a los que hayan asistido al concierto para comprobar cuántos de ellos han contraído el coronavirus.

El test de Vircell está siendo evaluado también por especialistas de la Fundación Jiménez Díaz en Madrid y del hospital Álvaro Cunqueiro en Vigo. Próximamente será evaluado en el hospital Vall d’Hebron de Barcelona. “Tenemos la norma de evaluar los productos que importamos antes de distribuirlos”, informa Joan Anglès. El test, llamado Standard F Covid-19 Ag FIA, ha sido desarrollado por la empresa SD Biosensors y Vircell tiene la exclusiva para su distribución en España.

De cara al futuro, el instituto IrsiCaixa tiene previsto desarrollar un test de antígenos propios en colaboración con el Institut de Ciències Fotòniques (ICFO) que ofrezca resultados en quince minutos, informa Clotet. Hoy está previsto celebrar una primera reunión entre investigadores de IrsiCaixa y del ICFO para poner en marcha el proyecto.

Comentarios
Lo más