jueves. 29.10.2020 |
El tiempo

Una joven lleva más de una semana llorando sangre y los médicos no saben por qué

Una joven lleva más de una semana llorando sangre y los médicos no saben por qué
Una joven lleva más de una semana llorando sangre y los médicos no saben por qué

"Dependiendo de la causa, esta hemolacria puede ser tratada con antibióticos y remedios hormonales", explicó

Los médicos no salen de su asombro con Doris, esta adolescente brasileña que acudió al médico con una extraña patología: lloraba lo que parecía ser sangre por los ojos, según informa el diario digital 20minutos.

Según contó al medio local UOL su madre, Juliana Teixeira de Miranda, la joven de 15 años empezó a encontrarse mal el pasado 12 de septiembre y fue al hospital en Sao Paulo por un dolor en el abdomen, lo cual los doctores diagnosticaron como cálculos renales y le recetaron una medicación.

Volvió a casa pero, al día siguiente, tuvo que regresar al centro médico porque había empezado a llorar sangre. Tras examinarla, los médicos no descubrieron la causa de esta llamada hemolacria, que consiste en segregar lágrimas parcialmente compuestas por sangre. Ya que Doris se encontraba aparentemente bien y no tenía ningún dolor, la mandaron para casa.

Esta patología puede ser provocada por cambios hormonales o por alguna otra enfermedad, pero suele ir acompañada de dolor de cabeza, sangrado de nariz o de oídos. Sin embargo, tras muchas pruebas, a esta adolescente no le encontraron ninguno de estos síntomas.

"Vamos a hacer todo lo que los profesionales nos pidan, queremos saber qué es lo que realmente está pasando", explicó la madre. "Los médicos no encontraron nada que pudiera justificar las lágrimas de sangre. Como no hay respuestas, le pidieron que se hiciera más pruebas esta semana para tratar de encontrar la causa".

Por su parte, el hospital también se pronunció al respecto a través del oftalmólogo Rafael Antonio Barbosa Delsin: "La presencia de sangre en las lágrimas se llama hemolacria, una condición ya descrita en la literatura médica. El tratamiento depende de la causa, pero a veces desaparece tan repentinamente como apareció, sin tratamiento y sin un diagnóstico concluyente".

"Aunque causa cierto asombro, no son casos complicados de tratar. Dependiendo de la causa, puede ser tratado con antibióticos y remedios hormonales, y raramente causa otros problemas de salud al paciente", añadió el especialista.

Comentarios
Lo más