La avenida de San Antón de Arcenillas cuenta ya con nueva iluminación. El objetivo de esta instalación por parte del Ayuntamiento no fue otro que dar una mayor sensación de estar atravesando casco urbano y que los vehículos disminuyan la velocidad al circular por la zona.

Sin embargo, algunos vecinos han reclamado al Consistorio que además de las farolas se coloquen resaltos para que turismos y camiones deban frenar al circular por dicha vía, pues se quejan de que en ocasiones atraviesan la zona a gran velocidad.

Por su parte, el Ayuntamiento ha señalado a estos que la titularidad de la carretera pertenece a la Junta de Castilla y León, una institución que no les ha permitido colocar los resaltos a pesar de su "clara necesidad" en dicho tramo. 

Comentarios