domingo. 25.10.2020 |
El tiempo

Esto es lo que te va a costar tu bebida favorita con el nuevo IVA

Esto es lo que te va a costar tu bebida favorita con el nuevo IVA
Esto es lo que te va a costar tu bebida favorita con el nuevo IVA

El plan incluye incrementar el coste de la cesta de la compra también en las bebidas edulcoradas, como los productos Zero

El Gobierno, en el plan presupuestario para el próximo año presentado a Bruselas, pretende recaudar 33.400 millones de euros para hacer frente al aumento del gasto. ¿Cómo? En gran medida, con una subida generalizada de impuestos, como la subida del IVA del 10 al 21% de las bebidas azucaradas y edulcoradas: Coca-Colas, Fantas, zumos, yogures bebidos, tés, refrescos de cacao o con cafeína (como el Red Bul, según informa el diario digital El Español.

En esta categoría también se incluirán bebidas que aparentemente no contienen azúcar, pero que sí están edulcoradas. Es el caso de los productos Zero. Así, el IVA de las bebidas azucaradas se igualará con el gravamen del 21% que ya se les impone a las de alcohol: cerveza, vino, ron… El objetivo de esta subida de impuestos –más allá de recaudar– es promover el consumo saludable de otro tipo de bebidas y combatir la obesidad infantil.

El diario El Español ha calculado cómo podrían variar los precios con esta subida en una compra del supermercado y, desde luego, el incremento es importante. Una lata de Coca-Cola de 33 centilitros pasa de costar 0,65 a 0,72 euros. Es decir, siete céntimos más. Y una de Fanta del mismo tamaño pasa de 0,50 a 0,55 euros (cinco céntimos más).

Una medida que, de primeras, no miran con malos ojos las asociaciones de consumidores. “Esto va en consonancia con lo dicho por la OMS (Organización Mundial de Salud)”, reconoce Rubén Sánchez, secretario general de Facua-Consumidores en Acción. Pero, eso sí, pide más medidas: “Esto tiene que venir acompañado de otro tipo de acciones para que la subida del IVA no parezca algo meramente recaudatorio. Creemos que hay que poner coto a la publicidad y mejorar el etiquetado. De hecho, deberían ser sancionadas aquellas empresas que vendan como algo bueno un producto que no lo es”, prosigue. 

El Gobierno, para elaborar el plan, no ha tomado como referencia el impulsado por Cataluña, que grava los productos por la cantidad de azúcar que contienen: 0,08 euros por litro si el producto tiene entre cinco y ocho gramos de azúcar por cada 100 mililitros, y 12 céntimos si la proporción es superior a ocho gramos por cada 100 mililitros. 

En este caso, todos los productos serán gravados por igual al 21% al no ser considerados básicos, algo que sí causa recelo entre las asociaciones de consumidores. “Ocurre que si Coca-Cola, por ejemplo, sube todos sus productos por igual, entonces no tendría un efecto disuasorio”, comenta Rubén Sánchez. Y matiza: “Sí es disuasorio entre productos sin ninguna azúcar y con algo de azúcar”.

Los zumos, de hecho, subirán en la misma proporción que los refrescos. Así, un brick de un litro de zumo de naranja Don Simón de un litro pasaría de costar 0,98 a 1,08 euros. Es decir, 10 céntimos. Y uno de dos litros de melocotón de Juver incrementa su precio de 1,21 euros a 1,34. Es decir, trece céntimos más.

El plan, aunque aprobado por el ministerio de Hacienda, es uno de los caballos de batalla de Alberto Garzón. Al llegar a Consumo, prometió que subiría el Iva de los productos azucarados y así lo va a hacer, como celebraba en su cuenta de Twitter.

“El consumo de azúcar es una de las principales causas de diabetes y obesidad en el mundo. Refrescos, bollería, chocolate y yogures son algunas de las fuentes ocultas de azúcares añadidos en nuestras despensas”, escribía el ministerio de Consumo, celebrando la subida de impuestos.

Algo que también afectará a los productos lácteos con azúcar o edulcorantes, como los yogures líquidos. Por ejemplo, el de 515 mililitros de fresa y plátano de Danone subirá de 1,52 euros a 1,69. Es decir, 17 céntimos. Y la botella de batido de Chocolate Puleva de un litro subirá de 1,13 euros a 1,25.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) no comparte el planteamiento del Gobierno ante la crisis económica de muchas familias y pide que en vez de subir el IVA de las bebidas azucaradas se baje al 0% el de los alimentos saludables.

"Además, pedimos que se desarrollen políticas educativas, de etiquetado y de control de publicidad que favorezcan una dieta sana", proponen en consonancia con Facua. Y desde AECOC (Asociación de Fabricantes y Usuarios) no comparten el camino tomado por el Gobierno. "Las medidas impositivas sobre bebidas no son la forma más eficaz de de luchar contra la obesidad (...) y terminan por debilitar el consumo en un momento difícil para las empresas".

Frente a una subida que afecta también a los productos con cafeína, como los cafés con leche listos para beber de 220 ml de Starbucks, que pasan de costar 1,48 euros a 1,64.

Comentarios
Lo más