miércoles. 25.11.2020 |
El tiempo

​El programa Rehabitare recupera para alquiler social una vivienda unifamiliar en Villaseco del Pan

​El programa Rehabitare recupera para alquiler social una vivienda unifamiliar en Villaseco del Pan
​El programa Rehabitare recupera para alquiler social una vivienda unifamiliar en Villaseco del Pan

El coste de la rehabilitación ha ascendido a 50.880 euros 

La directora general de Vivienda, Arquitectura y Urbanismo de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, María Pardo, el alcalde de Villaseco del Pan, Felipe Cuesta, y la delegada territorial de la Junta en Zamora, Clara San Damián, han visitado esta mañana la rehabilitación de una antigua vivienda de esta localidad que ha sido cedida por el Ayuntamiento para integrarla en el programa Rehabitare y destinarla a alquiler social en el medio rural.

La Junta de Castilla y León, a través de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, ha recuperado una antigua casa unifamiliar del municipio de Villaseco del Pan para su reutilización como vivienda de alquiler social. La vivienda ha sido cedida por el Ayuntamiento para su incorporación al programa Rehabitare, y formar parte posteriormente de la oferta de alquiler social en el medio rural de la Junta de Castilla y León. La adecuación de la vivienda ha supuesto un coste de algo más de 50.000 euros.

La vivienda ha sido recuperada dotándola de las adecuadas condiciones de confort y habitabilidad. Tras las obras, ahora cuenta con vestíbulo, salón-comedor, cocina, aseso y escalera en la planta baja, y en la planta primera tres dormitorios, distribuidor y baño con una superficie útil de 72,5 metros cuadrados.

Las obras han consistido en una renovación integral tanto de su cubierta, pavimentos, tabiques, paramentos exteriores, como en el interior, con nuevas instalaciones de fontanería, saneamiento, electricidad y telecomunicaciones, calefacción y amueblamiento de la cocina.

Programa Rehabitare

La Junta de Castilla y León impulsó este programa Rehabitare en 2016 con el objetivo de recuperar aquellas viviendas de titularidad municipal que se encontraban abandonadas y cuya rehabilitación y recuperación sería interesante para el medio rural. Las viviendas se ubican por lo general en los cascos urbanos, lo que permite contar con todo tipo de servicios, optimizando así las infraestructuras existentes y evitando el deterioro de un patrimonio municipal. Posteriormente son los ayuntamientos quienes determinan el precio del alquiler, que no podrá exceder la tercera parte de los ingresos de la unidad arrendataria, así como las personas que ocuparán las viviendas en función de las necesidades de cada municipio, teniendo preferencia los colectivos de especial protección que figuran en la Ley del derecho a la vivienda de Castilla y León.

En la provincia de Zamora, de 2016 a 2020, el programa Rehabitare habrá rehabilitado un total de 26 viviendas en 22 municipios, con una inversión global de 1.036.062 euros. Las actuaciones que se están efectuando en 2020 corresponden a los municipios de Villarrín de Campos, Ferreruela de Tábara, Vega de Tera, Moreruela de Tábara y Morales de Valverde, y se rehabilitarán un total de seis viviendas por importe de más de 240 mil euros.

Por su parte, en Castilla y León, hasta finales de 2020 la Junta habrá rehabilitado gracias a este programa 264 viviendas rurales distribuidas por todas la provincias, con una inversión global de 12,3 millones de euros.

En cuanto a futuras actuaciones, la previsión de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente es la de rehabilitar 238 viviendas en los próximos tres años, lo que supondrá una inversión de más de 12 millones de euros, con la incorporación por primera vez a este programa de las nueve Diputaciones Provinciales.

‘Rehabitare’ se ha consolidado así como un programa que pretende solucionar el acceso a la vivienda a personas con necesidades urgentes y fomentar la fijación de población y actividad en el medio rural.

Ayudas al alquiler de vivienda

El fomento del alquiler para familias y personas más necesitadas es uno de los objetivos prioritarios del Programa de Vivienda Social en Castilla y León, cuyas líneas maestras son fruto del Diálogo Social, y que cuenta, además del programa Rehabitare, la convocatoria anual de ayudas al alquiler.

Precisamente el BOCyL publicó el pasado viernes 9 de octubre la relación de los últimos 4.353 solicitantes a los que se reconoce definitivamente la condición de beneficiarios de las ayudas, con lo que la Consejería de Fomento y Medio Ambiente ha atendido, por cuarto año consecutivo, todas las peticiones que han cumplido los requisitos para su concesión. Esto ha supuesto un esfuerzo financiero adicional de 4,8 millones de euros que han sido aportados con fondos propios de la Comunidad y que se suman a los 15,3 millones previstos en la convocatoria.

La suma total de beneficiarios e importes de la convocatoria de ayudas al alquiler 2019 que ahora se cierra es pues la siguiente: 12.623 beneficiarios y 20,1 millones de euros, lo que arroja una media por beneficiario de 1.600 euros.

Comentarios
Lo más