miércoles. 25.11.2020 |
El tiempo

‘Strad, el violinista rebelde’: “Es un espectáculo lleno de energía y de sentimientos guardados”

‘Strad, el violinista rebelde’: “Es un espectáculo lleno de energía y de sentimientos guardados”
‘Strad, el violinista rebelde’: “Es un espectáculo lleno de energía y de sentimientos guardados”

Tras conseguir llenar recintos como la Cartuja Center de Sevilla o el Teatro Nuevo Apolo de Madrid, el violinista español Jorge Guillén presentará este 25 de octubre su nuevo espectáculo, 'Mundos opuestos', en el Teatro Ramos Carrión de Zamora. Un show cargado de músico con el que quiere hacer vibrar al público, demostrar que la cultura es segura y hacer florecer sentimientos guardados en lo más interior de cada uno.

 -¿Qué diferencia la gira ‘Mundos Opuestos’ de la anterior, ‘Confesiones’?

En esta nueva gira la idea era revolucionar tanto musicalmente como visualmente lo que veníamos haciendo. Hemos encontrado un montaje que sorprende por cómo se va desarrollando, cómo va apareciendo. Va apareciendo hacia la mitad-final del show y técnicamente es muy sorprendente porque va desarrollándose en el escenario. Musicalmente hemos lanzado nuestro primer disco y hemos compuesto muchos temas propios muy divertidos, tipo balcánico fusionado con otros estilos como funk, rock o flamenco. Es toda esa mezcla de mundos diferentes que va a revolucionar la gira.

-¿Qué se van a encontrar los zamoranos que acudan al espectáculo?

Van a encontrar mucha energía, mucha sorpresa y mucha diversión. Es un espectáculo para divertirse, para pasarlo muy bien, para intentar evadirse de esta época tan complicada que estamos viviendo todos, y para disfrutar de ir al teatro y de recordar que antes íbamos también al teatro cuando no pasaba nada.

-¿Cómo han tenido que modificar el show a causa del coronavirus?

Hemos reducido el espectáculo a cuatro veces menos aforo que antes con el mismo gasto porque somos el mismo número de personas, con el mismo gasto de viajes. Se ha reducido todo mucho para que sea un sitio muy seguro, queremos que el teatro sea seguro. En el caso del Teatro Ramos Carrión de Zamora el máximo de personas que van a poder ir son 150 de un recinto de 600 personas. Si yo entrego una butaca, la fila de delante y la de detrás va a estar vacía. Es increíble. Nuestro espectáculo es un espectáculo en el que la gente se ponía mucho de pie, en el que se ponía a bailar y ahora no se puede, entonces hemos inventado coreografías para bailar sentados. Así el público canta igual con mascarilla, pero les oímos y les hacemos bailar sentados.

-¿Cómo ha sido la respuesta del público en ese sentido?

Muy buena porque la gente asiste, cuando va por primera vez al teatro después de todo, tiene miedo de lo que se va a encontrar y cuando llegas te das cuenta de lo seguro que es. De todos los conciertos que habremos hecho en la ‘nueva normalidad’, que habremos hecho unos veinte, todo el mundo nos ha dicho: ‘Qué seguros son los conciertos’. Son muy seguros y la gente llega y sabes que le quita el miedo y se da cuenta de que el concierto es, la primera vez en mucho tiempo, el momento en el que se han olvidado de sus problemas, han disfrutado, han pasado un buen rato. Ojalá que esa sensación salga con todo el mundo y sea un cargar las pilas y salir llenos de optimismo.

2Strad135

-¿Cómo está siendo para el artista la experiencia en la ‘nueva normalidad’?

Complicado, al principio complicado como para todos por la incertidumbre. La cultura está sufriendo mucho y personalmente me considero afortunado. Estamos pudiendo actuar, pudiendo girar, pero somos la excepción. La grandísima mayoría de compañeros casi no está trabajando o ha hecho en los últimos seis meses uno o dos conciertos. Como artista me siento afortunado, me da mucha pena. Si las cosas se hacen bien, y creo que se están haciendo bien, la cultura es segura. Como artista cruzo los dedos cada día para que esto siga avanzando y para que la cultura no se muera.

-¿Qué busca transmitir al público con este espectáculo?

Mucha alegría y mucha rabia positiva. Hay mucha adrenalina. El comienzo del show es arrollador, lo damos todo y cuando acabo el primer tema no puedo ni hablar del esfuerzo físico porque lo damos todo, porque nos comemos el escenario y el teatro enteros con todo el teatro corriendo, saltando y disfrutando. Es un espectáculo lleno de un montón de energía y un montón de sentimientos guardados.

-¿Cuáles son las influencias de Strad?

Hay muchas, sobre todo las influencias de cada uno. Somos cinco personas que venimos de mundos muy diferentes. Artistas que han trabajado con gente de primer nivel como Extremoduro, Marta Sánchez, Los Secretos… Es gente que ha cogido su experiencia con esa gente y lo bonito de este grupo es eso, la mezcla de tantos artistas en una agrupación instrumental. Nuestra creación es eso, mucha gente diferente que junta hace un resultado muy chulo.

Comentarios
Lo más