martes. 24.11.2020 |
El tiempo

Tomás del Bien exige al ministro de Consumo la retirada de la campaña “El azúcar mata”

Tomás del Bien exige al ministro de Consumo la retirada de la campaña “El azúcar mata”
Tomás del Bien exige al ministro de Consumo la retirada de la campaña “El azúcar mata”

El Ministerio de Consumo del Gobierno de España ha puesto en marcha una campaña, junto a la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN), para concienciar a la población sobre la importancia de mantener una buena alimentación y no abusar de determinados productos, bajo el slogan “El Azúcar mata”. Una campaña publicitaria que cuenta con un presupuesto aproximado de 130.000 euros y que estará activa hasta noviembre.

Toro y toda su comarca sufre con esta campaña, un ataque sin precedentes a uno de los puntales de su sector agroalimentario, el remolachero, que tanta riqueza aporta en su cadena de valor en el medio rural en el que vivimos. Una vez iniciada la campaña, el alcalde de Toro, contactó de inmediato con el sector remolachero de la zona, para mostrarles su apoyo y su compromiso de alzar la voz en contra de esta campaña de desprestigio y demonización de un producto que tanto aporta a nuestra tierra. La reivindicación del alcalde, se suma a la lluvia de voces que están pidiendo la retirada inmediata de la campaña, entre las que se encuentran la patronal azucarera, los sindicatos y las asociaciones profesionales de sectores vinculados al azúcar.

Recordemos que la ciudad de Toro cuenta con una de las cinco fábricas de azúcar que tiene España (Castilla y León fabrica el 85% del azúcar de España), y que en la actualidad la factoría, propiedad de Azucarera AB Sugar Company, es uno de los viveros de riqueza y empleo de toda la zona. La vida de la ciudad de Toro y de toda su comarca está innegablemente vinculada a la Azucarera de Toro, cuyos datos más relevantes son los siguientes:

- Esta campaña 2020, 384 agricultores ya han contratado su cosecha en la campaña, que está a punto de comenzar. (34 de Ávila, 23 de Palencia, 100 de Salamanca, 8 de Segovia, 147 de Valladolid y 72 de Zamora).

- La fábrica en la actualidad da trabajo a 99 empleados fijos y a 71 empleados fijos discontinuos. Se estima que en la época de máxima actividad este 2020, la fábrica contará con 191 empleos directos.

- La Azucarera de Toro cuenta entre sus instalaciones con un centro de I+D+I de todo el grupo AB Sugar, siendo un centro pionero y de referencia mundial en la investigación y diversificación de coproductos derivados de la remolacha, claves en el modelo de economía circular que desarrolla Azucarera. Además, en 2017 inauguró el Centro de Especialidades Líquidas que supuso una inversión de alrededor de 3 millones de euros. Entre ambos y el centro de soporte técnico, también basado en Toro, hay 32 personas.

- En cuanto al impacto económico de la actividad de la fábrica, se estima que por cada puesto de trabajo en la fábrica viven otros 10 fuera de ella; es decir 1910 personas en el entorno de la ciudad de Toro viven de la fábrica sin contar con los agricultores. Entre estas personas hay productores de semillas y fitosanitarios, maquileros y transportistas, comerciantes y hosteleros que viven de la actividad de la fábrica, etc. Por citar algún ejemplo de esto, en relación con el transporte, señalar que el volumen de mercancías que cada año llegan y salen de las azucareras es enormemente elevado, sólo en la recepción de remolacha, en torno a Toro (y en general en cada fábrica) se movilizan más de 150 camiones al día, realizando cada uno por encima de 4 viajes diarios en el periodo de campaña. Según los datos facilitados por Azucarera, las inversiones en el ejercicio 19/20 ascendieron a 2.400.000 euros a lo que hay que sumar otro 1.096.000 de euros destinados al mantenimiento de la planta. La campaña pasada que finalizó el 16 de diciembre de 2019 supuso la molturación de 298.350 t de remolacha y una producción de azúcar total de 50.860 t.

- En cuanto a Azucarera, el sector remolachero y su contribución a la sociedad, a la economía y el medioambiente, tenemos que destacar que la producción de azúcar es fundamental para el desarrollo territorial de nuestra tierra y con su actividad Azucarera ayuda a la fijación de población y la contribución a la economía y el comercio locales. Es un “eje-tractor” de muchos elementos y muchos otros sectores además del agro-alimentario. Las fábricas de azúcar se sitúan en su mayoría en zonas rurales caracterizadas por un nivel bajo de actividad industrial. A menudo constituyen la base económica de las regiones en las que se ubican, donde existen pocas alternativas industriales. Cuando se cierra la fábrica todos estos sectores quedan impactados. El cultivo de remolacha combate el cambio climático y contribuye a la sostenibilidad agroambiental debido la captura de dióxido de carbono que realiza el cultivo y sus características agronómicas, ya que es un cultivo de hoja ancha que se adapta mejor que otros cultivos a distintos tipos de suelos y características geográficas y agroambientales.

Además, en este ámbito agroambiental, el cultivo de remolacha azucarera en la rotación de la explotación del agricultor constituye una práctica de agricultura de conservación beneficiosa para el medioambiente y el suelo, contribuyendo, entre otros factores, a un mejor aprovechamiento de los nutrientes, al control de malas hierbas de los otros cultivos que entran a formar parte de la rotación de la explotación, a la reducción de uso de fitosanitarios y semillas (normalmente de cereal) y a la reducción de la cantidad de abono en el cultivo siguiente por el enterrado de las hojas de remolacha.

La fábrica no es una “mera productora de azúcar” sino una industria y un centro capaces de producir todo tipo de especialidades dulces sólidas y líquidas en esta Planta de Especialidades Líquidas de Toro además alimentos para animales y otros productos industriales destinados a sectores como la farmacia o la industria química. Y todo ello sin hablar de la energía eléctrica, el calor y el biogás que también salen de aquí. Sin duda, un auténtico modelo de economía circular basado en la innovación.

En otro plano bien diferente, el azúcar lo produce la remolacha gracias al efecto de sol y el agua, no la industria, que se limita a extraerlo. No existe ningún otro capaz de replicar todas sus funciones en un único ingrediente. Y es que el azúcar, además de dulzor, sirve para mucho más en la elaboración de alimentos como conservante, aportador de cuerpo y corrector de la acidez, etc. Cuando el azúcar se elimina o se reduce hay que sustituir todas estas funciones y lo que pasa es que a veces se le sustituye por grasas (con lo que el alimento final tiene más calorías) y también por aditivos que deben suplir todas estas funcionalidades del azúcar. Es decir, que es un alimento único y un ingrediente a defender, en su justa medida de moderación, ante los consumidores y la sociedad.

Por todo lo expuesto, esta campaña, pero sobre todo su slogan “El Azúcar Mata”, junto a la imagen que le acompaña, en un símil entre un sobre de azúcar y un cigarrillo, “nos parece un auténtico despropósito”, explica Tomás del Bien. Todo el sector, su cadena de valor y la sociedad del medio rural donde se desarrolla se encuentra totalmente desconcertado.

Cabe decir, que desde la Alcaldía de Toro y desde todo el sector remolachero, “no se pretende que se sobreconsuma azúcar, ni muchísimo menos, y que hemos estado y estaremos siempre apoyando las medidas que desde el Gobierno de España se determinen para tratar de paliar la obesidad y el sobrepeso. Siempre que sea necesario apoyar esta causa, se apoyará, pero esta campaña supone un auténtico desánimo para muchos (agricultores, empleados y todos los que forman la cadena de valor), porque ataca directamente al medio rural y a su forma de vida, provocando una desorientación sobre el consumidor que puede traducirse en pérdida del valor del producto, y como consecuencia, la pérdida de empleos y riqueza”.

“Además, no olvidemos nunca que la obesidad y el sobrepeso son patologías de origen multifactorial. Curiosamente, esta campaña coincide con el anuncio de la subida del IVA a las bebidas azucaradas. Cierto es que no está demostrado que con ningún impuesto se pueda frenar su desarrollo y mucho menos centrar el tiro con un solo ingrediente como es el azúcar. Son necesarias muchas intervenciones para concienciar a la población de la importancia de llevar una dieta equilibrada y un estilo de vida saludable, en el que se incluya la actividad física. Entendemos que el azúcar como cualquier otro alimento, no es dañino, sino incluso beneficioso, si se consume con responsabilidad”, explica el primer edil toresano.

Por todo ello, se insta inmediatamente al Ministro de Consumo, Alberto Garzón, a la retirada inmediata de esta campaña y su slogan, así como al Ministro de Agricultura, Luis Planas, a que apoye sin ambages al sector remolachero.

Este tema se elevará desde el Equipo de Gobierno al próximo pleno del Ayuntamiento de Toro en forma de Moción para instar al Ministerio a la eliminación de esta campaña. También, el alcalde de Toro, en su condición de Diputación Provincial de Zamora, elevará al próximo Pleno de la Diputación el asunto para recabar el apoyo de la institución provincial en este asunto.

Comentarios
Lo más