lunes. 23.11.2020 |
El tiempo

Balonamno | División de Honor Plata

La segunda mitad permite resurgir y sumar la primera victoria al Rutas del Vino

La segunda mitad permite resurgir y sumar la primera victoria al Rutas del Vino
La segunda mitad permite resurgir y sumar la primera victoria al Rutas del Vino

El equipo volvió a mostrar su peor versión en la primera parte, pero en la segunda media hora cambió su imagen y los de Ricardo Margareto pudieron dar la vuelta al marcador en su tercera visita liguera.

El ritmo fluido en ataque y la solidez defensiva no fueron las dos características del Rutas del Vino en la primera media hora durante su visita a la cancha del Trapagaran. El equipo volvió a mostrar un buen desempeño a la hora de correr, pero mantuvo sus dudas en estático y el cuadro vasco supo aprovechar esa debilidad para mover a los zamoranos a su antojo.

El tempo del encuentro tuvo un dominador claro. Los amarillos domaron a los de Ricardo Margareto, obligándoles a atacar sin movimiento y logrando sacar algún pasivo de un equipo lastrado por su falta de acierto en esta faceta. Además, a la hora de atacar, los locales abrieron líneas defensivas de los pistacho y vieron puerta con facilidad, yéndose con un contundente 17-11 al descanso gracias, especialmente, a los ocho goles de Uribe-Echeverria.

Faceta goleadora donde el jugador destacó tanto en su equipo como entre los zamoranos, pues los segundos máximos goleadores eran Arkaitz, del Trapagaran, y Guille García, ambos con tres tantos.

La entrada a los vestuarios le vino bien al Rutas del Vino, pues Margareto logró modificar algunos aspectos y el equipo igualó el marcador pasado poco más del ecuador de la segunda mitad. Nueva cara potenciada especialmente en ataque por Guille García e Ignacio Tomás, quienes vieron puerta en diferentes ocasiones hasta llegar al 23-23.

Bajón de rendimiento local y aumento en el cuadro visitante. Los zamoranos fueron aplastando poco a poco la moral del Trapagaran, que tras una gran primera parte se veía descolocado en su propio pabellón. Los jugadores de Margareto fueron encerrando poco a poco al contrincante, quien únicamente se acercaba a la portería defendida por Mendieta a cuentagotas.

A cinco minutos y medio del final el Balonmano Zamora cogía aire y se colocaba con 24-27 a favor. Tres tantos de ventaja suficientes para subir un estado de ánimo ya de por sí ferviente gracias a la remontada, pero que se consagró al observarse el resultado momentáneo en el marcador.

Finalmente el equipo mantuvo el tipo e incluso siguió acercándose a la portería rival, abriendo brecha y cerrando la tercera jornada con su primer triunfo gracias a un trabajado 26-29.

Comentarios
Lo más