Renfe estrena hoy un nuevo servicio entre Pontevedra, Vilagarcía de Arousa, Santiago y Madrid y mejorará los tiempos de viaje de los trenes Alvia Galicia-Madrid gracias a la puesta en servicio del tramo de Alta Velocidad entre Zamora y Pedralba de la Pradería.

Con la puesta en servicio de este nuevo tramo de 110 kilómetros de línea de Alta Velocidad, se reduce el tiempo de viaje con todas las capitales gallegas. En concreto, 86 minutos entre Madrid y Pontevedra, 62 minutos con Lugo, 41 minutos con Santiago de Compostela, 39 minutos con Ourense, 31 minutos con Vigo y 24 minutos con A Coruña.

Los precios se verán incrementados en una media del cinco por ciento sobre la tarifa general, para adaptarlos a las nuevas condiciones de la infraestructura por la que operan los trenes, aunque Renfe seguirá ofreciendo plazas promocionales con descuentos que van del 30 al 70 por ciento.

Desde de 2016 no se acortaban los tiempos en esta relación, cuando fruto del estreno del tramo Olmedo-Zamora, se redujeron de media entre 25 y 30 minutos, dependiendo del trayecto.

Además de la reducción de tiempos de viaje, también se incrementan los servicios hasta llegar a ocho, cuatro por sentido, con la creación de una nueva conexión entre Madrid-Santiago-Pontevedra y viceversa, que supone que Vilagarcía de Arousa cuente desde este momento con un tren Alvia directo con origen o destino en Madrid.

Tras la entrada en servicio de este tramo sólo queda pendiente la conexión entre Pedralba de la Pradería y Ourense para completar la línea, tramo de 115 kilómetros que el Gobierno espera que esté operativo durante el segundo semestre de 2021.

Comentarios