lunes. 30.11.2020 |
El tiempo

SATSE CyL reclama un aumento de la plantilla y mejoras retributivas para las enfermeras y fisioterapeutas de Servicios Sociales

SATSE CyL reclama un aumento de la plantilla y mejoras retributivas para las enfermeras y fisioterapeutas de Servicios Sociales
SATSE CyL reclama un aumento de la plantilla y mejoras retributivas para las enfermeras y fisioterapeutas de Servicios Sociales

Las precarias condiciones laborales que padecen se ven agravadas por la falta de profesionales y por las bajas retribuciones que perciben frente a otros enfermeros de otros ámbitos.

El Sindicato de Enfermería, SATSE, en Castilla y León reclama mejoras en las condiciones laborales de las enfermeras y fisioterapeutas que trabajan en los centros dependientes de la Gerencia de Servicios Sociales de la Comunidad, que sufren un déficit de plantilla, unas retribuciones que no compensan el esfuerzo y el trabajo que realizan y una falta de consideración profesional, entre otras, y a las que se suma en estos momentos la situación de pandemia.

Una de las reclamaciones de SATSE para el colectivo enfermero es la jornada de estos profesionales. No cuentan con una ponderación de las noches trabajadas que les minore el cómputo anual de jornada como recomienda el Instituto Nacional de Seguridad, Salud y Bienestar en el Trabajo. El hecho de que trabajen a turnos y de noches no supone compensación alguna para estos profesionales.

Las retribuciones que perciben las enfermeras que trabajan de noche son, además, irrisorias: siendo titulados universitarios de Grado cobran simplemente algo más de un euro por cada hora de noche trabajada. Esta cantidad es muy inferior a la que se percibe en otras comunidades y a la que reciben en nuestra propia Comunidad las enfermeras de Sacyl.

Asimismo, las bolsas de empleo de este personal no funcionan porque las condiciones laborales y profesionales de estas enfermeras son tan penosas que no incentivan que los profesionales de Enfermería decidan optar por trabajar en los centros de Servicios Sociales y que la Consejería de Familia se encuentre en numerosas ocasiones con que no dispone de profesionales para cubrir los puestos de trabajo de residencias y centros de personas con discapacidad.

SATSE Castilla y León insiste que junto a todo ello, estas enfermeras y fisioterapeutas sufren una elevada carga asistencial y son muchas las noches en que una sola enfermera tiene que hacer frente a la asistencia de 200 y 300 residentes –insistimos, por 1€ la hora-, algo que en nada puede garantizar la prestación de cuidados de calidad. En mayor medida ahora, en que la pandemia de Covid-19 implica una sobrecarga de trabajo y un riesgo mayor para profesionales y usuarios.

Además, estas enfermeras no cuentan con un reconocimiento a su carrera profesional, como tampoco el tiempo trabajado en Servicios Sociales cuenta igual que el desarrollado en Sacyl a la hora de presentar méritos para acceder a un puesto de trabajo en el Sistema Regional de Salud, cuando realizan trabajo asistencial como el de los profesionales enfermeros de Sacyl y cuando ahora afrontan una situación de pandemia.

En este sentido, SATSE se queja de que el reconocimiento profesional de las enfermeras de Servicios Sociales es nulo por parte de la Administración, a pesar de que realizan iguales funciones asistenciales que las enfermeras y enfermeros de Sacyl.

Además, el Sindicato de Enfermería insiste en que los centros dependientes de Servicios Sociales cuentan con las llamadas unidades de convalecencia, que son camas habilitadas para pacientes de Sacyl. Una de las condiciones para que una residencia disponga de ellas es que cuente con enfermeras las 24 horas del día toda la semana, mientras que la implantación de este servicio en las residencias no ha venido acompañado de un aumento de personal enfermero o de fisioterapia, lo que ha venido a sumar carga de trabajo para el mismo personal.

SATSE insiste en que esta situación no puede continuar ni un día más, teniendo en cuenta que la población a la que atienden es la más vulnerable: en su mayoría personas octogenarias y nonagenarias, con pluripatologías, dolencias crónicas y con un elevado nivel de dependencia, todo lo cual hace que requieran muchos cuidados enfermeros y de fisioterapia, mientras que se están manteniendo centros con solo una enfermera de noche para 300 pacientes.

Comentarios
Lo más