La plaza Sagasta es escenario desde este miércoles de la construcción de una peana rematada en mármol rosa que será la futura base la obra de Eduardo Barrón, 'Adán, después del pecado'. Esta obra fue donada al Ayuntamiento de Zamora, decidiéndose que se ubicaría en esta céntrica vía zamorana y que podrá ver la luz en los próximos diez días. 

Tras un largo y laborioso proceso, en el que se han instalado cámaras de videovigilancia para la seguridad de la obra, así como la decisión de un soporte "a la altura de esta obra del escultor zamorano", tal y como aseguró el propio alcalde, Francisco Guarido, en su día. 

La escultura de Barrón será colocada en la plaza de Sagasta de Zamora. Todos los gastos de embalaje y traslado correrán a cargo del Ayuntamiento y para ello se ha suscrito ya la correspondiente póliza de seguro que dará total cobertura a los posibles desperfectos que se puedan producir durante en transporte y en el transcurso de la exposición pública de las obras. La valoración establecida en el convenio para el conjunto de las obras cedidas es de 230.000 euros.

Comentarios