miércoles. 02.12.2020 |
El tiempo

Amazon también venderá medicamentos con receta: por qué esto no llegará a España

Amazon también venderá medicamentos con receta: por qué esto no llegará a España
Amazon también venderá medicamentos con receta: por qué esto no llegará a España

La última idea del gigante de Jeff Bezos es Amazon Pharmacy y tras su anuncio ya ha empezado a hacer estragos en EEUU, pero la legislación española complica, y mucho, su llegada

Amazon sigue en su camino para ocupar todos los espacios de negocio en internet. En plena expansión desde hace años, el gigante de Jeff Bezos ya ha tocado el mercado de alimentos, los servicios de 'streaming', el 'hardware' tecnológico y hasta juega con el entorno bancario o el automovilístico. Cada vez le quedan menos espacios en los que poner su estandarte, pero su último movimiento toca uno de esos espacios vírgenes: las farmacias. Su última idea es Amazon Pharmacy, una nueva marca que busca revolucionar el mercado de los medicamentos, y en Estados Unidos, de momento, ya lo ha conseguido (otra cosa es en Europa), según informa el diario digital El Confidencial

Tras el anuncio, hecho este mismo martes, grandes del sector como CVS Healt Corp o Walgreens han visto como sus acciones caían en picado entre un 7% la primera y un 9% la segunda, por lo que es fácil hacerse una idea de lo que esto supone para el mercado farmacéutico. Amazon, es cierto, ha ayudado bastante a este movimiento en los mercados presentando un proyecto bastante serio que llega después de 2 años de desarrollo tras la compra de una prometedora plataforma de farmacia online como era Pillpack. Esta operación se cerró por 783 millones de dólares en 2018 y la empresa absorbida estaba justo especializada en la gran apuesta de Amazon Pharmacy: los medicamentos con receta. 

Según ha explicado la compañía, la idea de este nuevo negocio es unir esta rama farmacéutica a la marca original y convertir su plataforma en un espacio seguro, rápido y barato para adquirir todo tipo de medicamentos y para ello los clientes podrán convertir su plataforma en su farmacia de confianza. Tendrán la posibilidad de agregar la información de su seguro, administrarán recetas y elegir opciones de pago a través del servicio de Amazon. 

Por si eso fuera poco, los usuarios recibirán herramientas de "ayuda de autoservicio" en el portal de Amazon, y también tendrán la opción de hablar con farmacéuticos reales, ya sea por teléfono, para obtener consejos: "Los farmacéuticos estarán disponibles las 24 horas, los 7 días de la semana para responder preguntas sobre medicamentos", explica la compañía. Unos especialistas que saldrán, presumiblemente, de los más de 50.000 establecimientos farmacéuticos adheridos a la iniciativa de Amazon y que también serán clave en la otra parte fuerte del producto: los descuentos con Amazon Prime. 

Según la empresa, todos sus clientes Prime podrán recibir entregas ilimitadas y gratuitas en dos días, pero además podrán ahorrar en medicamentos cuando paguen sin seguro en Amazon Pharmacy, y recibirán los mismos descuentos en los centros adheridos. ¿De qué descuentos halamos? Según Amazon, de un 805% en medicamentos genéricos y un 40% en medicamentos de marca.

Es cierto que esta primera parte del proyecto está centrada en Estados Unidos, pero ¿podríamos llegar a verlo en España próximamente? La empresa ha hablado de su intención de adentrarse en Europa, pero hay un problema que además recalcan los especialistas: la legislación.

La ley europea

Como explican tanto desde el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid y desde distribuidores como Cofares, la ley prohíbe, a día de hoy, la comercialización de medicamentos con receta a través de internet de forma tajante. Y no solo lo hace en España, sino que se trata de una directiva europea que viene desde 2006 y que busca evitar el comercio ilegal a través de la red o fenómenos como la falsificación de recetas. ¿Esto impide cualquier comercialización de medicamentos o fármacos online en nuestro continente? No exactamente. 

Según detallan fuentes del COFM, en España, de momento, solo se permite la venta 'online' de fármacos sin prescripción médica (Aspirina C, Frenadol, Gelocatil...) y no a través de cualquier web. La normativa establece que solo puede hacerse a través de webs de oficinas de farmacia que hayan notificado esta actividad y estén identificadas con el logotipo europeo (se puede comprobar si una página cumple en esta dirección). Este permiso lo debe dar la comunidad autónoma en la que se encuentre la farmacia y después debe ser refrendado por la Agencia Española del Medicamento. Algo que limita muchos las posibilidades de plataformas como Amazon, aunque algunos no ven imposible su desembarco aunque sea con posterioridad.

Amazon ha dejado caer que estudia también el mercado europeo para intentar meter cabeza y viendo el modelo tomado en EEUU con farmacias adheridas podría empezar por un modelo diferente, centrado solo en medicamentos sin receta y esperar una posterior regulación. ¿Es esto posible? Todo podría depender de las capacidades del gigante del comercio online. Lo cierto es que ya en 2018 el sector de la farmacia 'online' ya movía más de 1.000 millones en nuestro país y la pandemia puede haber disparado estos datos al igual que ha ocurrido en otros sectores. Un buen ejemplo de ello es lo ocurrido con las mascarillas.

¿Solo farmacia?

Lo que también queda en el aire es el objetivo final de Amazon. Si es solo entrar en un jugoso mercado y hacerse un hueco en él o adherir esta rama a su preciado tronco de datos y aplicaciones. La compañía también ha empezado a moverse en el terreno de los seguros personales con Amazon Care y, como recuerda el medio TechCrunch, en agosto Amazon lanzó su rastreador de ejercicios, Halo. Un servicio de asesoramiento y monitoreo de salud y bienestar personal que incluye un rastreador de muñeca de 65 dólares y un paquete de aplicaciones para monitorear la salud. 

El servicio incluye, además, un análisis detallado de tu salud, incluido el porcentaje de grasa corporal, medido en casa con la cámara de su 'smartphone' y la aplicación Amazon Halo. A través del procesamiento de las fotos cargadas basado en la red neuronal profunda de la aplicación, Amazon puede separar las imágenes de un cuerpo de su entorno analizar los puntos calientes de grasa corporal. Quién sabe si en un futuro con este análisis la plataforma te podrá ofrecer el medicamento necesario para acabar con esa grasa, o mejorar tu salud.

Comentarios
Lo más