lunes. 30.11.2020 |
El tiempo

Fútbol | Segunda B

Un Zamora muy blando en defensa cae merecidamente en Vigo

Un Zamora muy blando en defensa cae merecidamente en Vigo
Un Zamora muy blando en defensa cae merecidamente en Vigo

Los rojiblancos perdieron por 2-0 ante un Celta B tremendamente superior en ataque, sobre todo aprovechando el mal rendimiento defensivo del equipo de David Movilla. La derrota pudo ser peor, ya que Jon Villanueva fue el mejor del duelo. De esta forma, el Zamora pierde su primer encuentro del curso y se mantiene a la espera de los partidos de esta tarde para conocer su posición en la tabla.

Visitaba Barreiro el Zamora CF este domingo para medirse a un Celta B que no había comenzado bien la temporada sumando dos puntos de doce posibles. Ya en la previa, el ambiente se tornó lúgubre al conocerse el fallecimiento del padre de David Movilla a primera hora de la mañana. El técnico vasco decidió quedarse en Vigo, dirigir al equipo durante el duelo y salir tras el choque hacia Bilbao para unirse al dolor junto a su familia. Antes de conocer esa luctuosa noticia, Movilla ya tenía el plan de partido en la cabeza y apostó por tres cambios en el once. Rocha entraba en lugar del sancionado Piña y Abel Conejo y Alcalde sumaban su primera titularidad en el Zamora.

El músculo que decidió sacar en la medular David Movilla para ahogar la salida de balón del Celta B le salió bien al Zamora durante los primeros veinte minutos. En ese tramo inicial los rojiblancos tuvieron la posesión, impidieron al rival salir con peligro de la presión y en ataque empezaban a aparecer con centros laterales. Carlos Ramos avisaba con un libre directo que se iba al larguero pasado el cuarto de hora. Y en la jugada siguiente, era Alfon el que avisaba para el Celta B con un disparo demasiado cruzado.

A partir de ahí el filial celeste encontró su juego, empezó a desactivar al Zamora y a generar peligro en un torrente de ocasiones. Los locales dispusieron de hasta cuatro ocasiones clarísimas de gol en las que la afición cantaba la diana, pero en las cuatro acciones aparecía Jon Villanueva salvador. El arquero vasco se erigió, con mucha diferencia, en el mejor de los rojiblancos durante el primer acto con paradas de todo tipo. La defensa del Zamora no estaba firme, dejaba demasiados espacios en la parcela defensiva y eso lo aprovechaban los pupilos de Onésimo para generar fútbol, gracias a su talento.

Lo mejor para el Zamora fue la llegada del descanso. Movilla estaba obligado a realizar ajustes si quería que su equipo tuviera opciones de llevarse puntos del campo de Barreiro. El técnico zamorano movía el banquillo de inicio en el segundo acto. Dani Hernández y Sergio García saltaban al campo para darle más dinamismo al equipo. Ese segundo acto comenzó con equilibrio de fuerzas, con el Zamora más activo y jugando de tú a tú el partido. Pero curiosamente, cuando más equilibrado estaba el choque, llegó el tanto del Celta B. Un balón a la espalda de la defensa acabó en un pase de la muerte y en un remate a placer de Manu Justo.

Al Zamora le costaba generar ocasiones y, por el contrario, regalaba en exceso al rival con un nivel defensivo muy deficiente. La salida de Sergio García y Guille Perero le daba al equipo de Movilla mayor dinamismo y presencia arriba, pero de nuevo, un error garrafal defensivo condenaba a los zamoranos. Era el enésimo fallo de la zaga rojiblanca. Despeje defectuoso de Coque y asistencia para que el ariete celeste marcara a placer.

El choque estaba muy cuesta arriba, la defensa del Zamora hacía aguas y eso suponía una importante rémora para el plantel. No obstante, el Celta B no conseguía aprovechar esos regalos para abrir más brecha y tuvo que acogerse a la falta de acierto del Zamora para llevarse puntos. Y es que aunque la sensación era de clara superioridad local, Sergio García gozó de dos ocasiones claras de gol, una con un tiro demasiado cruzado y otra con un disparo desde la frontal del área con el arquero muy adelantado que se marchaba por encima del larguero.

Con ese 2-0 acababa el duelo. Un duelo que dejó dos sensaciones claras al término del choque: será difícil que el Zamora gane puntos con el pobre nivel defensivo exhibido y será difícil que el Zamora gane tirando por la borda las pocas ocasiones que se generan en la ofensiva en esta categoría.

Comentarios
Lo más