domingo. 17.01.2021 |
El tiempo

Victoria Federica y su novio, desalojados de una fiesta en la que no se cumplían las medidas de seguridad

Victoria Federica y su novio, desalojados de una fiesta en la que no se cumplían las medidas de seguridad
Victoria Federica y su novio, desalojados de una fiesta en la que no se cumplían las medidas de seguridad

Además se saltó también el toque de queda de la comunidad de Madrid, a las 00:00 horas

Hasta qué punto se puede considerar a alguien tan impune ante la justicia y tan ajeno a la sociedad en la que vive que repite el mismo error una y otra vez, en un breve período de tiempo y en mitad de una pandemia. Cuando sales en los medios por cada movimiento que das. La respuesta corta, puede tener que ver con ciertos privilegios de cada clase; la larga, habría que preguntársela a Victoria Federica, según informa el diario digital 20minutos.

Porque esta vez no ha sido como la última vez -donde al menos sí respetó el toque de queda impuesto a medianoche por la Comunidad de Madrid-. Tampoco como la anterior ocasión, cuando no mantenían la distancia de seguridad. Ni siquiera como en el caso de su hermano Froilán. O sin olvidar que a mediados de octubre se afeó con dureza su presencia en una multitudinaria fiesta cayetana en el Barrio de Salamanca madrileño en la que su novio actuaba como DJ -en redes se pudo ver cómo ella misma subía una story a su Instagram (lo tiene privado) de la verbena que se saltaba cualquier medida de seguridad-. 

La noche de este jueves hubo una diferencia notable con respecto a otras ocasiones: apareció la Policía. Da la sensación de que la sobrina del rey Felipe VI no ha entendido absolutamente nada de cómo funciona la expansión del coronavirus y anoche se encontraba en una sala de fiestas más allá de las 00.00 horas. Y no estaba sola, sino con su novio, Jorge Bárcenas.

Ellos dos con varios amigos más compartían su tiempo y su espacio dentro del local (cabe suponer que no tendrían siquiera las mascarillas puestas). Pero fue a la salida cuando se encontraron que el desalojo de la policía -y que saliera a la luz nuevamente que se ha saltado las medidas de seguridad- no había sido la única mala noticia para ellos.

Porque no solo evitaron las preguntas de los periodistas tapándose el rostro y corriendo los cuatro (iban con dos amigas que se sentaron en la parte trasera del vehículo) sino que la hija de la infanta Elena y Jaime de Marichalar y sus acompañantes descubrieron que le habían puesto una multa en el coche del DJ.

Todo esto hay en enmarcarlo en una etapa en la monarquía en la que Felipe VI está confinado después de haber estado en contacto estrecho con un positivo, que su madre ha ido de viaje a Abu Dabi a encontrarse con su abuelo, Don Juan Carlos, y en que, principalmente por conductas como las de Victoria Federica, muchas de las campañas de prevención de la capital, más que dirigirse a otros factores como las aglomeraciones en el transporte público se centran en los jóvenes.

Comentarios
Lo más