martes. 26.01.2021 |
El tiempo

Baloncesto | Liga EBA

Un segundo cuarto nefasto condena al Virgen de la Concha Caja Rural

Un segundo cuarto nefasto condena al Virgen de la Concha Caja Rural
Un segundo cuarto nefasto condena al Virgen de la Concha Caja Rural

Los zamoranos dieron la cara ante un buen rival en el primer cuarto, pero en el segundo la escuadra de Vicente González se diluyó sobre la pista y dio paso a una segunda mitad sin opciones para los aurinegros que terminaron cayendo por 79-49.

Ya lo advertía en la previa el Virgen de la Concha Caja Rural. El Grupo Inmapa Filipenses era un equipo complicado de batir de su pista, donde había cosechado hasta la fecha unos buenos resultados. Por ese motivo, el objetivo de los de Vicente González era tratar de parar el torrente ofensivo de los locales e imponer un ritmo de juego que les permitiera tener opciones de victoria.

Los palentinos son el equipo más anotador del grupo y el Virgen de la Concha Caja Rural sí permitió que los locales no se fueran a un marcador excesivamente alto, aunque sí a unos números difíciles de alcanzar. El problema llegó en el ataque de los zamoranos, que se mostraron muy erráticos en el tiro, sobre todo en un segundo cuarto que les condenó.

La puesta en escena fue buena para los de Vicente González. Con 20-17 en el primer parcial, el guion de partido estaba saliendo según lo previsto para los zamoranos. No eran números especialmente altos, donde más cómodo se encuentra el conjunto palentino. Pero lo que nadie esperaba fue el bajón que dio la escuadra aurinegra en el segundo parcial. Muy blandos en defensas y sobre todo un ataque aciago dejó sin opciones al Virgen de la Concha en un partido muy igualado. Hacer solo 6 puntos en diez minutos llevaba el duelo al descanso con un 40-23 que ponía el duelo muy cuesta arriba.

En el tercer parcial apareció de nuevo una versión positiva del Virgen de la Concha, con mucha fiabilidad en defensa, aunque sin ese punto de solvencia en la ofensiva que le permitiera acortar distancia. Los locales jugaban con los tiempos y con el marcador, y con un 18-16 de parcial entraban en el parcial decisivo con el encuentro encarrilado: 58-39.

La victoria era prácticamente imposible para los zamoranos de ahí que lo que tratarán de hacer los pupilos de Vicente González era terminar el último parcial con las mejores sensaciones posibles. Unas sensaciones que volvieron a ser nefastas como en el segundo cuarto. Solo Robles lograba superar la decena de puntos, llegando a los 11, ante un rival con muchas opciones en el tiro. Un 21-10 de parcial final que cerró el partido en el definitivo 79-49 y que deja al Virgen de la Concha un balance de 1-3 en la zona baja de la tabla.

Comentarios
Lo más