lunes. 25.01.2021 |
El tiempo

Pfizer rebaja a la mitad la producción de 100 millones de vacunas prevista para este mes

Pfizer rebaja a la mitad la producción de 100 millones de vacunas prevista para este mes
Pfizer rebaja a la mitad la producción de 100 millones de vacunas prevista para este mes

La compañía alega problemas en la cadena de suministro, que no ha entregado las materias primas en las condiciones necesarias

La farmacéutica Pfizer y la compañía alemana BioNTech han anunciado este jueves en un comunicado que recortarán a la mitad el número de dosis de su vacuna contra la covid que tenían previsto fabricar este mes. El anuncio se realiza después de que el Reino Unido comunicara la autorización de este fármaco y de que la UE haya informado de que prevé aprobarlo el próximo día 29 de diciembre. La compañía ha justificado la decisión en problemas en la cadena de suministro. “Vamos tarde. Algunos de los primeros lotes de las materias primas no satisficieron los estándares. Lo hemos solucionado, pero nos hemos quedado sin tiempo para alcanzar las proyecciones”, explicó un responsable de Pfizer al diario The Wall Street Journal, según informa el diario El País

Pfizer tenía prevista una primera partida de 100 millones de vacunas para los países con los que ha firmado un contrato de distribución. Entre ellos se encuentran el Reino Unido y los países de la UE. España ha contratado el suministro de 20,9 millones de dosis de este fármaco.

Tras las últimas autorizaciones de compra aprobadas el martes por el Consejo de Ministros, España espera contar con 52.707.888 dosis de vacunas de Janssen, Moderna y CureVac, 31,6 millones de AstraZeneca y 20,9 millones de Pfizer-BioNTech, lo que eleva a 105 millones el total. Aunque casi todas las vacunas son de doble dosis, esa cantidad supera la necesaria para inmunizar a toda la población española. Sin embargo, el recorte anunciado por Pfizer puede alterar los planes de vacunación inicial.

Pfizer se encuentra a la espera de la autorización de su fármaco en la Unión Europea y también en Estados Unidos, donde se preveía el comienzo inminente de las campañas de vacunación a final de año o comienzos del próximo. Sin embargo, los problemas de producción de la compañía farmacéutica le han hecho renunciar a alcanzar los 100 millones de dosis previstos en los próximos 27 días.

La empresa norteamericana, que ha desarrollado la vacuna en colaboración con BioNTech, cree que será capaz de resolver los problemas identificados y mantiene que podrá producir 1.000 millones de vacunas a lo largo de 2021.

La vacuna de Pfizer y BioNTech fue la primera en ofrecer una cifra de eficacia —un 95%— con plena validez estadística, gracias a un ensayo con unos 44.000 participantes y 170 contagios entre ellos. Su fundamento es el ARN, la molécula necesaria para transformar en proteína la información contenida en el ADN.

Este sistema, diferente a la inoculación de un virus atenuado, supone un complejo sistema que requiere numerosos ingredientes de características singulares que la industria no ha podido garantizar en los plazos previstos por Pfizer para la primera producción masiva. El ensamblaje y distribución del preparado se realizará desde sendos centros de Pfizer en Michigan y Puurs (Bélgica).

Moderna y Oxford

La otra compañía con vacuna con resultados eficaces y también basada en ARN, Moderna, afirmó este jueves que espera tener entre 100 y 125 millones de dosis disponibles en el primer trimestre de 2021. De estas, algo más del 85% se distribuirá en Estados Unidos. A lo largo del año, al igual que Pfizer, espera producir 1.000 millones.

Por su parte, la farmacéutica británica AstraZeneca y la Universidad de Oxford, tras anunciar una eficacia de entre el 62% y el 90%, en función de la dosis, sigue trabajando en completar los estudios para resolver las dudas expresadas por el jefe científico de la operación estadounidense para acelerar el desarrollo de una vacuna, Moncef Slaoui. Este resaltó que la eficacia del 90% se había observado solo en una rama del ensayo clínico de Oxford con unas 2.700 personas, todas ellas menores de 55 años. El neurocientífico Menelas Pangalos, vicepresidente de AstraZeneca, confirmó este dato. Las entidades británicas ocultaron el tema de la edad en sus comunicados, por lo que se ha cuestionado la auténtica eficacia de la inyección en las personas mayores, las más vulnerables.

Comentarios
Lo más