viernes. 15.01.2021 |
El tiempo

Baloncesto | LEB Plata

Un Innova Chef indolente y desquiciado cae en Gijón

Un Innova Chef indolente y desquiciado cae en Gijón
Un Innova Chef indolente y desquiciado cae en Gijón

Los zamoranos creyeron tener el partido ganado nada más comenzar y se olvidaron de defender, sobre todo a la hora de cerrar el rebote ante un Gijón mermado de efectivos pero que mereció el triunfo al imprimir mucho más carácter e intensidad que los de Saulo Hernández.

El CB Zamora caía este sábado en Gijón ante un rival que le dio a probar de su propia medicina. Los asturianos se presentaban en el encuentro con cinco bajas importantes en su esquema pero plantearon un choque al límite de intensidad, luchando cada balón y cerrando cada rebote como si fuera el último. Por su parte, los zamoranos afrontaron el duelo relajados, indolentes, con un cierto halo de suficiencia que les llevó a regalar posesiones y sobre todo a evadir batallas bajo los tableros.

Fue un CB Zamora desconocido en ese aspecto, sin el ADN batallador que ha sido la seña de identidad de los equipos de Saulo Hernández en los últimos años. La calidad del CB Zamora le valía para cobrar ventajas en el primer cuarto (16-25), pero la realidad se imponía en un segundo parcial de 28-16 para los locales que llevaban el partido al 44-41 al descanso.

Saulo Hernández hacía rotaciones de forma constante, ante su extenso banquillo, que le permitió jugar con hasta once jugadores, por los siete de Gijón. Pero tanto cambio no devolvía a su equipo a la senda que tantos éxitos le ha dado al cuadro blanquiazul, la del esfuerzo, el sacrificio y la intensidad en el juego.

El tercer parcial dejó una ligera mejoría en el CB Zamora, pero los blanquiazules seguían jugando con fuego, regalando segundas opciones en rebotes que Gijón capturaba apenas sin oposición. Se entraba en el último parcial con 60-63. Ahí, Gijón siguió a lo suyo, ante un CB Zamora indolente que seguía sin cargar los rebotes y que estaba negado de cara al aro rival, incapaz de desquitarse de la pegajosa defensa local.

Por el contrario, los asturianos seguían sumando para entrar en los últimos tres minutos seis arriba. Los jugadores del Innova Chef se desesperaban, asumían tiros imposibles, dando una sensación de anarquía en la pista, y el cronómetro seguía corriendo. Gijón siguió jugando con cabeza ante los zamoranos y se llevó un triunfo merecido por 78-71 ante un CB Zamora al que le demostraron que en esta categoría no se gana solo con comparecer.

Comentarios
Lo más