Los concejales de Morales Decide votaron en contra por diferentes motivos. Por un lado, según Morales Decide, la coalición que gobierna Morales y Pontejos (PP y Ciudadanos), no ha contado los grupos de la oposición pese a que los concejales de Morales Decide y lo del PSOE representan al 48% del electorado del municipio. “No se dan cuenta de que están gobernando de milagro, pues ellos son 6 concejales y nosotros 5; qué mínimo que contar con nosotros pues representamos a más de 700 vecinos. Hace ya años que los moralinos decidieron dejar de darle mayorías absolutas al PP pasando de nueve concejales a cinco pero siguen creyendo que son los dueños del municipio”, dice indignada Marta Vicente, de Morales Decide.

Otro punto importante de los presupuestos que no aprueban Marta Vicente, Ana Rey y Andrea Fraile ha sido “la inexistencia de ayuda alguna a la hostelería y pequeñas empresas del municipio”. “Pequeñas partidas presupuestarias como la creación de los Moralbonos (repartir 5 euros por vecino para poder gastar en las empresas del municipio) o alguna rebaja de impuestos hubiera sido un pequeño balón de oxígeno para los autónomos de los dos pueblos”, agregan.

Por último Marta Vicente ha recriminado a la única representante de Ciudadanos en el Ayuntamiento que tampoco se haya acordado de los 700 vecinos a los que representa la oposición, “pese a que sus compañeros de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Toro han mostrado su malestar porque dicen que el Equipo de Gobierno de dicha localidad tampoco ha contado con ellos”. En este sentido, Morales Decide cree la Teniente de Alcalde “sólo está interesada en cobrar el sueldo que los vecinos de Morales tienen que pagarle todos los meses a ella y a su Alcaldesa”.

Comentarios