El miércoles 6 de enero, la estación de esquí Sierra de Béjar - La Covatilla abrirá sus puertas para los amantes de la nieve, aunque todo queda pendiente de las condiciones meteorológicas.

La previsión desde del Ayuntamiento de Béjar es la de abrir las pistas de debutantes y el Canchal Negro, además de los servicios que ya tienen activos: tienda, cafetería-restaurante, central de reservas, alquiler e información al cliente.

El martes día 5 por la tarde, el consistorio bejarano dará el parte de nieve con una previsión más exacta y concreta.

Además, este es un año especial en la estación de esquí Sierra de Béjar - La Covatilla puesto que se cumplen dos décadas desde la apertura inicial, que también se llevó a cabo en el día de Reyes.

Comentarios