Ingenieros industriales insisten en la necesidad de ventilar las aulas para evitar contagios a pesar del frío

Ingenieros industriales insisten en la necesidad de ventilar las aulas para evitar contagios a pesar del frío

En este escenario, en el que algunas comunidades autónomas ya ha iniciado la 'vuelta al cole' tras el parón navideño, el Consejo apunta que la dilución por ventilación (natural o mecánica) consiste en extraer aire interior y sustituirlo por aire exterior para reducir la concentración de aerosoles emitidos por las personas en los espacios interiores. "Es muy eficaz para reducir el riesgo", añade.

En este sentido, la entidad afirma que se puede conocer la eficacia de la ventilación con un medidor de CO2 (con sonda NDIR). "A 800 ppm, el 1% del aire que respiramos ya ha sido exhalado por otra persona. La normativa pre-COVID establece, dependiendo del tipo de uso, no superar unos 900 ó 1.000 ppm en interiores", detalla, para después señalar que el objetivo debe ser "ventilar al máximo" para acercarse a los 400 ppm.

Además, sostiene que la filtración con equipos de ventilación mecánica puede reducir parcialmente la cantidad de aerosoles, pero avisa de que "con filtros viejos y/o colmatados tiene una eficacia reducida".

"Conviene sustituir los filtros y, si la máquina lo admite, instalar unos de mayor filtrado", matiza, al tiempo que explica que una opción son los filtros HEPA portátiles (purificadores de aire) que retienen de forma eficaz los aerosoles del aire.

Respecto a las temperaturas, el Consejo destaca que el virus tiene mayor pervivencia a temperaturas bajas, pero añade que subir mucho la temperatura acelera la inactivación del virus. "Es prioritario mantener una buena ventilación. A temperaturas en torno a 21-26ºC el 90% del virus se inactiva en 3 a 2 horas", recalca.

También asegura que el virus sobrevive mejor con baja humedad relativa (HR) y con alta. "Es bastante eficaz mantener HR entre 40-60% para reducir la pervivencia del virus. En invierno la HR de los espacios interiores suele estar en el 30%. La instalación de humidificadores en espacios secos puede ser eficaz", indica.

Finalmente, señala que los niveles elevados de música o ruido obligan a elevar la voz y, por tanto, se generan más aerosoles y recuerda que las medidas de distancia-mascarilla-higiene siguen siendo fundamentales para controlar la propagación del virus.

Comentarios