Las primeras dosis de la vacuna para hacer frente al coronavirus llegaban ayer a Morales de Toro, localidad en la que ya ha quedado vacunado todo el personal vulnerable del municipio tras una ardua jornada.

La primera en vacunarse ha sido una residente de la residencia de los Olivos de 103 años y después la jornada ha continuado con la vacunación del resto de residentes y el personal del centro.

Tras el trabajo realizado en la residencia de los Olivos, se ha procedido a comenzar la vacunación en la residencia San Roque, donde también han sido vacunados todos los residentes y trabajadores.

En la residencia de San Roque se han vacunado los 27 mayores residentes con una media de edad en el centro de 92 años, así como ocho trabajadoras, y cabe resaltar además que la residencia no ha contado con ningún caso de coronavirus en todo el periodo de pandemia.

Comentarios