El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones –acompañado por el director general de Patrimonio Natural y Política Forestal, José Ángel Arranz-, ha participado hoy por videoconferencia en la Conferencia Sectorial de Medio Ambiente, en el que se han abordado, entre otras actuaciones, las propuestas de subvención a las comunidades autónomas en el marco de los fondos europeos del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia destinadas al saneamiento y depuración; a actuaciones de conservación y restauración de ecosistemas terrestres y biodiversidad, así como para nuevos proyectos sobre gestión y tratamiento de residuos.

Subvenciones para saneamiento y depuración

Por lo que respecta a las propuestas de subvención a las comunidades autónomas destinadas al saneamiento y depuración en aquellas aglomeraciones de menos de 5.000 habitantes, se ha acordado que sean de aplicación únicamente a las actuaciones no declaradas de interés general, ya que las declaradas de interés general ya cuentan con financiación europea procedente del fondo europeo FEDER.

Con este criterio se incluyen 196 medidas, por un importe de casi 475 millones de euros –en las que no participa la Administración General de Estado-, del total de 749 medidas presentadas para alcanzar la conformidad con la normativa impuesta por la Directiva 91/271/CEE, sobre tratamiento de aguas residuales urbanas.

El Plan de saneamiento y depuración para aglomeraciones menores de 5.000 habitantes equivalentes pretende acelerar las inversiones necesarias durante el primer trienio 2021-2023, concentrando en esta primera convocatoria un total de 100 millones de euros en ayuda para la construcción de estas infraestructuras, cantidad que se prevé se regionalice entre las comunidades autónomas.

La Conferencia Sectorial de Medio Ambiente ha conocido las necesidades de inversión de las distintas comunidades para la ejecución de las 196 medidas y la distribución de los casi 475 millones en que están valoradas, correspondiendo a Castilla y León más 21,4 millones de euros, algo más del 4,5 % del total.

Los criterios para distribuir los 100 millones iniciales de la primera convocatoria tendrán en cuenta la situación de los municipios en relación con el grado de cumplimiento de la Directiva y con la inversión en medidas para lograrlo. Así, el resultado final supone repartir la subvención entre 11 comunidades autónomas, correspondiendo a Castilla y León el 5,49 millones.

Podrán ser beneficiarias de estas ayudas las entidades públicas o privadas competentes en materia de saneamiento y depuración en cada ámbito territorial, incluidas las entidades locales, consorcios, mancomunidades, empresas públicas, etc.

Conservación y restauración de ecosistemas y biodiversidad

En el marco de los fondos europeos de nueva generación (nuevo instrumento financiero Next Generation EU) se prevé una inversión de 1.167 millones de euros, de los que 740,5 millones de euros serán territorializados a las comunidades autónomas, para la conservación de los ecosistemas mediante restauraciones ecológicas, con un criterio de reparto basado en la superficie forestal (actuaciones de prevención de incendios, forestaciones…) y la superficie de espacios naturales protegidos y Red Natura 2000 (recuperación de humedales y ecosistemas, recuperación de especies amenazadas, erradicación de especies exóticas invasoras, corrección de tendidos eléctricos para proteger la avifauna, restauración ecológica…). En este reparto nacional, Castilla y León es la comunidad autónoma más beneficiada, recibiendo 128 millones de euros (el 17,32 % del reparto nacional).

Residuos

El segundo punto de debate ha hecho referencia al reparto de las subvenciones en materia de residuos. La Comisión Europea ha identificado para el caso de  España, para todo el período (2021-2035) en infraestructuras de recogida, clasificación y tratamiento de residuos, así como las necesidades de sustitución de infraestructuras de tratamiento de biorresiduos, un total de 2.459 millones de euros, que se repartirán atendiendo a la implantación de nuevas recogidas separadas, especialmente biorresiduos y construcción de instalaciones específicas para su  tratamiento; construcción de nuevas instalaciones para la reutilización y reciclado de los residuos recogidos separadamente; inversiones en puntos limpios, triaje y clasificación, y desarrollo de instrumentos de mejora de registros digitales.

El reparto por comunidades autónomas atenderá, por su parte, a criterios relacionados con el volumen de residuos, el grado de cumplimiento del objetivo comunitario para la reutilización y reciclado, y la densidad de población. Castilla y León recibiría el 5,86 % en el reparto del fondo nacional.

Comentarios