Quesos El Pastor se queda a las puertas de llevarse un triunfo vital en casa del IDK Euskotren

Quesos El Pastor se queda a las puertas de llevarse un triunfo vital en casa del IDK Euskotren
Foto: Óscar Araujo

Las sensaciones en el pabellón guipuzcoano fueron positivas por parte del CD Zamarat en el inicio del partido. Vanessa Gidden se convirtió en la punta de lanza de unas visitantes que estuvieron correctas, especialmente en defensa, pero que siguieron pecando en ciertos momentos de la falta de acierto habitual de cara a canasta.

La jamaicana estrenó el marcador, demostrando su gran nivel tanto en anotación como a la hora de hacerse la dueña de los rebotes (terminó siendo la mejor de su equipo en ambas facetas al descanso, con 11 puntos y cinco rebotes). El IDK respondió rápidamente, controlando el tempo del partido con el paso de los minutos, aunque teniendo varios envites del Quesos El Pastor.

Vivians no estuvo acertada, errando varios lanzamientos que dejaron a las locales con ventaja. Con poca anotación en los primeros minutos, Lizarazu puso las tablas momentáneas a siete puntos con una buena canasta tras asistencia de Gidden y después de fallar un triple en una gran combinación coral.

Laura García fue la gran amenaza del IDK, siendo la máxima anotadora de las vascas con algún que otro triple y acompañada de una Coulibaly que se hizo con la zona de la pintura. Así se cerró un primer cuarto que se llevaron las guipuzcoanas por 17-11.

Los segundos diez minutos dejaron clara la importancia de Gidden en el esquema de Fran García. La pívot se adueñó de todos los balones que pasaban por su zona, logrando rascar varias personales a las rivales y anotando en momentos clave para mantener con vida a un Zamarat que veía como las rivales se iban distanciando.

Lizarazu dirigiendo y Gidden amenazando fueron las dos piezas claves para no perder la cara a un duelo donde Laura García y Antonia Delaere con sus 11 y 9 puntos, respectivamente, eran las grandes complicaciones. Dos jugadoras que lograron llevar al descanso un 33-26 favorable para su equipo.

Si bien en la primera parte del partido se vieron las dinámicas habituales del equipo al verse perjudicado por el porcentaje de acierto, la historia cambió completamente al volver del descanso. El CD Zamarat llevó la batuta del partido, recortando distancias en el marcador y dando la sensación de poder cambiar el signo del duelo.

Tirera se erigió como la gran anotadora local, con ocho puntos en el arranque del tercer cuarto y llegando a poner el 43-35 en el marcador. Pero Vivians salió a por todas y sacó su muñeca junto a Gidden.

El partido se igualó y las naranjas se llegaron a poner con un 46-42 gracias a un triple de la estadounidense, pero Delaere respondió para el 49-42. Vanessa Gidden apareció y firmó el 49-46 para llegar a sus 17 puntos, justo antes de que Vivians sellase el 49-48. Finalmente, una canasta local mandó el marcador al 51-48 para llegar al último cuarto.

Con todo por decidirse en el último cuarto, Vivians se decidió a apretar más aún el resultado y anotar un triple para dejar claro que el Quesos El Pastor quería el triunfo. Coulibaly salió al rescate de sus compañeras, siendo decisiva para ampliar la ventaja del IDK, aunque el CD Zamarat seguía respondiendo en todo momento y Montoliu dejaba en dos la desventaja a falta de seis minutos y medio.

Las guipuzcoanas se adelantaron en el marcador y Fran García pidió tiempo muerto buscando dar la vuelta a la situación. Una vuelta al partido que no apareció. Coulibaly resistió y mantuvo en pie a un IDK que mejoró en defensa y aumentó sus prestaciones en ataque, llegando a firmar un parcial de 8-0 que dejaba el partido con un marcador de 63-53 a falta de 2:11.

Finalmente, el Zamarat no pudo llevarse el triunfo y terminó cayendo por 70-58 en una tarde importante para sus intereses, ya que SPAR Gran Canaria y Al-Qázeres se veían las caras de manera directa en un duelo de dos equipos que también están inmersos en la pelea por la salvación.

Comentarios