La tercera ola del coronavirus ha golpeado fuertemente a Castilla y León, que se sigue viendo azotada por la enfermedad con nuevos casos y fallecimientos de manera diaria. Además de estos aspectos, los hospitales de la Comunidad sufren también la presión de hospitalizados, encontrádose con un alarmante número de personas dentro de los complejos tanto por el COVID-19 como por otras patologías, pero que enquistan el buen funcionamiento del sistema sanitario.

La preocupación por situación en el Virgen de la Concha se mantiene este miércoles en un 85% de ocupación en planta sobre la dotación habitual de camas, la segunda más elevada tras el Universitario de Salamanca, si bien tras la habilitación de algunas nuevas camas la presión asistencial en planta desciende al 80%, únicamente por detrás del 91% del Edificio Rondilla de Valladolid y el 86% del hospital salmantino.

En total hay 418 camas habilitadas en planta de las 395 iniciales, bajando en dos unidades la cifra en las últimas 24 horas, y en estos momentos están ocupadas un total de 336. Del total de camas ocupadas, el 37,20% pertenece a enfermos Covid, con un total de 125 pacientes ingresados, doce menos que ayer.

Por su parte, la situación en la UCI muestra un total de 15 camas ocupadas de las 19 habilitadas, lo que supone el 79%. Del total 13 pacientes son positivos en coronavirus y otros dos se encuentran ingresados por otras patologías. 


Comentarios