El Ayuntamiento abrirá un proceso de inspección tributaria de los cajeros automáticos en fachadas

Ante el hecho de que no todas las entidades han declarado sus cajeros ubicados en la vía pública

El Ayuntamiento abrirá un proceso de inspección tributaria de los cajeros automáticos en fachadas
Un hombre realiza operaciones en un cajero automático exterior

La Junta de Gobierno ha aprobado varios padrones cobratorios de tasas municipales, entre ellos el correspondiente a la tasa por la instalación de Cajeros Automáticos en fachadas de edificios.

Es el segundo año que se cobra esta tasa y la primera vez que se efectúa mediante Padrón, como el resto de tributos municipales -ya que el año pasado se realizó por notificación-, en el que figuran 12 cajeros pertenecientes a 6 entidades bancarias, con una tasa de entre 500 y 700 euros por cajero y una recaudación global de 6.300 euros.

Ante el hecho de que no todas las entidades han declarado sus cajeros ubicados en la vía pública, el Ayuntamiento llevará a cabo un proceso de inspección para regularizar esta situación, lo que originará también la correspondiente sanción a las entidades no declarantes, según manifiesta el concejal de Hacienda, Diego Bernardo.

También se aprobó el Padrón de Vehículos de Tracción Mecánica, que está integrado por un total de 37.398 vehículos, con una recaudación global de 3.132.658,36 euros. El periodo de pago será del 8 de marzo al 7 de mayo. Igualmente se aprobó el censo anual del Pago a la Carta, que incluye un total de 1.103 recibos, por un importe de 9.118,57 euros mensuales. Y Se aprobó el Padrón de Agua correspondiente al 6º bimestre de 2020, que asciende a un total de 631.712,64 euros, para un consumo de 561.643 m3 de agua.

Entre el resto de los asuntos del orden del día, la Junta de Gobierno acordó la exclusión de dos de las empresas licitadoras al contrato del Servicio de conservación y mantenimiento de alumbrado exterior e instalaciones de semáforos, una de ellas por superar ampliamente el precio

de su oferta económica el presupuesto de licitación, y la otra por no haber justificado adecuadamente su oferta, considerada anormalmente baja.

 

Comentarios