​El miedo a los trombos con la vacuna de AstraZeneca y su repercusión en Zamora

Tras la primera suspensión de la vacunación con las dosis de esta empresa farmacéutica, un 20% de los docentes optaron por no vacunarse ¿qué pasará ahora?

​El miedo a los trombos con la vacuna de AstraZeneca y su repercusión en Zamora

La vacuna con AstraZeneca ha generado controversias desde que se comenzó a administrar y el miedo entre los zamoranos es cada vez mayor. En todos los corrillos se discute sobre esta vacuna, siempre con algunos a favor y con otros en contra, pero tras la segunda suspensión de la vacuna en Castilla y León cada vez genera más rechazo.

El 12 de marzo se suspendía por primera vez a vacunación con AstraZeneca en Castilla y León ante los posibles efectos adversos relacionados que se habían producido en otros países de Europa con algunos eventos trombóticos y doce días después se reanudaba tras no ver relación entre la vacuna y los efectos trombóticos, siendo efectos secundarios “muy raros”.

Ya se había sembrado la desconfianza en Zamora y unos de los primeros en vacunarse tras la reanudación, los docentes, ya lo dejaban claro. Hasta el 20% del personal docente de la provincia decidió no vacunarse con AstraZeneca.

Cuando ya parecía estar todo casi olvidado, los miedos resurgen con más fuerza tras la decisión de la Consejería de Sanidad ayer de suspender de nuevo de forma cautelar la vacunación con AstraZeneca ante la investigación de la Agencia Europea de Medicamentos de los coágulos sanguíneos asociados a la inyección en aproximadamente uno de cada millón de vacunados.

Así, en Zamora se paralizaba la vacunación masiva en el teatro Ramos Carrión para los nacidos en 1956. Por un lado, algunos acudían al teatro y se quedaban asombrados tras enterarse de que no se iban a vacunar, mientras que a otros les quita el sueño haberse vacunado el día anterior.

Horas después, el comité de seguridad de la Agencia Europea del Medicamento concluía este mismo miércoles que existe una "posible relación" entre la vacuna de AstraZeneca contra la COVID-19 y los coágulos sanguíneos con niveles bajos de plaquetas. Por ello, ha establecido que estos acontecimientos adversos deben figurar en la lista de efectos secundarios "muy raros" de la vacuna.

Ante esta situación, el Comité Interterritorial de Sanidad decidía dejar de vacunar con AstraZeneca a los menores de 60 años y la vacunación en Castilla y León se reanudará en las próximas horas. No obstante, el ambiente de incertidumbre cada vez es mayor en Zamora y aunque sean “muy raros” los efectos adversos, muchos zamoranos desconfían. ¿Qué ocurrirá en esta segunda ocasión? ¿Acrecentará el porcentaje de personas entre los rangos de edad de vacunación con AstraZeneca que la rechacen? Las sensaciones no son muy buenas, pero todo está en el aire.

Comentarios