​El laboratorio zamorano referente en el diagnóstico de varias enfermedades de origen animal

​El laboratorio zamorano referente en el diagnóstico de varias enfermedades de origen animal

Esta mañana, la delegada territorial de la Junta de Castilla y León en Zamora, Clara San Damián, y la jefa de Servicio Territorial de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Rosa Alonso, han visitado el Laboratorio Provincial de Sanidad Animal de la Granja Florencia, situado en la carretera Villalazán – Peleagonzalo.

En dicho laboratorio trabajan un total de siete personas, de las cuales tres son veterinarios y cuatro son auxiliares de laboratorio. La superficie de las instalaciones es de en torno a 1.200 metros cuadrados, distribuidos en zonas administrativas, técnicas y almacenes.

Cabe destacar que, actualmente, la provincia cuenta con cooperación en Portugal gracias al proyecto Ovispid, enmarcado en el “Programa Interreg”, donde participan la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural y la Escola Politécnica de Bragança. Se trata de un proyecto hispano-luso de PCR a animales puesto en marcha en 2020, centrado en tres ámbitos como son el de la formación de ganaderos y veterinarios, la reproducción y selección animal y los ensayos clínicos de PCR. Estos ensayos se hacen para Portugal y para Zamora y, además, se complementa a León, que era, inicialmente, la única provincia de Castilla y León que tenía estas pruebas PCR. Actualmente, Zamora y León las realizan para toda la Comunidad.

Este laboratorio de la provincia es un referente en el ganado ovino y caprino de Castilla y León. Allí se diagnostican hasta cinco enfermedades, como son la brucelosis, la tuberculosis en caprino, la paratuberculosis, la enfermedad de Maedi Visna o artritis encefalitis caprina y la agalaxia contagiosa.

En cuanto al ganado bovino, se diagnostican seis enfermedades, que son la brucelosis, la tuberculosis, la paratuberculosis, la leucosis enzoótica, la perineumonía contagiosa y la rinotraqueitis infecciosa. Además, se diagnostica la enfermedad de Aujeszky en el ganado porcino.

Zamora está clasificada como indemne en varias enfermedades muy comunes y graves. En cuanto a la brucelosis ovina y caprina, la U.E. ya reconoció en 2013 a Zamora como oficialmente indemne, por lo que se realiza vigilancia permanente únicamente sobre el 5 % de las explotaciones, no requiriéndose pruebas previas al movimiento de animales. Para la brucelosis bovina, Zamora es también, desde 2017, oficialmente indemne, por lo que no se requieren pruebas sanitarias de brucelosis previas al movimiento y solo se realiza el saneamiento, a modo de centinela, sobre el 20 % de las explotaciones. En relación a la tuberculosis bovina, el mayor avance sanitario se centra en haber logrado un número muy bajo de explotaciones positivas (0,17%) lo que permite una mayor exportación de terneros a terceros países.

Recientemente, se ha aprobado el programa sanitario voluntario de prevención, control y erradicación de la rinotraqueitis infecciosa bovina en Castilla y León y, hasta el momento, en la provincia de Zamora ya se han registrado 11 solicitudes.

Este programa se une a otros tres para distintas enfermedades (Maedi Visna, Agalaxia y Epididimitis contagiosa ovina), lo que supone ventajas comerciales adicionales y apertura de nuevos mercados, tanto a nivel europeo como de países terceros.

Según la delegada territorial, “la provincia de Zamora es una de las que cuenta con mayor censo en ganado ovino, aunque también tiene un gran peso en porcino. A esto se suma la industria agroalimentaria relacionada con la ganadería, que tiene gran importancia en la provincia. En concreto, la industria lechera, quesera y cárnica son fuentes de riqueza en Zamora”.

El trabajo de este y otros laboratorios es esencial para la salud humana, ya que un buen mantenimiento sanitario en la cabaña ganadera es fundamental para evitar que algunas enfermedades del ganado pasen a afectar a las personas. Además de esto, permite obtener un mayor rendimiento económico, debido un incremento de los índices productivos.

Por último, Clara San Damián ha señalado que “una ventaja de tener una exigencia sanitaria en el ganado de la provincia permite que Zamora pueda mover libremente animales dentro y fuera de la Comunidad Autónoma, e incluso exportar en el entorno europeo y a países no pertenecientes a la Unión Europea”.

Comentarios