Dos pueblos de Zamora en los que se rinde homenaje permanente a «la madre»

En San Pedro de Zamudia se alza una escultura y en Morales de Rey hay un parque dedicado. Un grupo escultórico dedicado en Alcubilla a la familia representa también una madre

Dos pueblos de Zamora en los que se rinde homenaje permanente a «la madre»

Este domingo 2 de mayo, primer domingo de mayo, se celebra el Día de la madre. Esta es una jornada emotiva en la que las felicitaciones se suceden y los obsequios se multiplican. No obstante, en esta ocasión y por motivos de la pandemia, las muestras de cariño sobrevienen más si cabe y, en muchos casos, no ocurrirá lo del pasado año debido al confinamiento en las casas, ya que ahora aunque la movilidad está restringida al territorio de la Comunidad, los abrazos de los hijos se harán sentir más fuertes. Gracias a la tecnología, ese apunte último de las videoconferencias, los encuentros virtuales lograrán humedecer los ojos.

Sin embargo, hay dos localidades de los Valles benaventanos en los que este recuerdo festejado anualmente el primer domingo de mayo, se realiza de forma permanente durante todos los días del año. Tanto en San Pedro de Zamudia, en la parte sur de la comarca, en este pueblo regado por el arroyo Castrón, como al otro extremo, en la parte más norteña, en la localidad bañada por el río Eria, en Morales de Rey. En el primer pueblo se rinde homenaje permanente a la madre a través de una escultura instalada en la plaza y en Morales de Rey se hace a través de un espacio público como es un parque.

Hay otra localidad de la comarca, en la que también se dedica un homenaje a la madre, aunque en este caso a través de la familia representada en un grupo escultórico. Es en Alcubilla de Nogales, también en la zona regada por el río Eria.

Monumento erigido a la figura materna en San Pedro de Zamudia


En San Pedro de Zamudia fue a finales del siglo pasado, en el año 1996, cuando se instalaba una escultura dedicada a la figura materna. Un monumento alzado en el centro de la plaza de acceso al pueblo y que fuera encargado por un mecenas local, el doctor Agustín Sastre, al artista Muñiz Alique que cuenta en su haber con una nutrida presencia de obras en Argentina y en tierras leonesas. Esta escultura representa a una madre con su hijo en brazos. Una placa a los pies del monumento señala el autor de la obra en junio de 1996 y al que realizó el encargo y, al otro extremo, sobre piedra grabada, aparece la dedicatoria de todo el pueblo de San Pedro de Zamudia.

Sobre este ágora en la que se erige el monumento a la madre converge una calle dedicada a una mujer notable, poetisa para más señas y madre, a Agustina González Díez, recordada en una placa dedicada en ese año de 1996 por los emigrantes en Argentina. Fue la federación regional de sociedades españolas del emigrante en Argentina, en Bahía Blanca, la institución que quiso recordarla para siempre.


Parque de «las madres» en Morales de Rey

Al otro extremo de la comarca, en el Valle del Eria, en la localidad de Morales de Rey se construía también hace años, concretamente en el año 2006, un parque cuya alfombra verde discurre en paralelo al caño del molino. Este espacio público fue bautizado con el nombre de «parque de las madres» como un sentido homenaje. La proliferación de plantas aromáticas como lavanda y tomillo llenan de fragancias esta zona urbana en la época primaveral. Las sensaciones se acentúan con el correr del agua desde el azud de «la garafa» y el melodioso canto de los ruiseñores.


Grupo escultórico dedicado a la familia en Alcubilla de Nogales

A la madre en exclusiva no se alza un monumento en Alcubilla de Nogales, pero sí a la familia. Un grupo escultórico que se asienta en el centro de un ágora, mirando a la Sierra de Carpurias. El artista Santiago Alonso Martín, nacido en esta localidad, quiso rendir homenaje a su familia haciéndolo extensivo a las familias de Alcubilla en general. A principios de la década de los noventa del siglo pasado este escultor donaba al pueblo el grupo escultórico que representa a su madre Benedicta en posición sedente y de recogimiento, a su hermana Aurelina, sentada también, aunque con la mirada fija al horizonte, y en posición sedente en el suelo, con las piernas cruzadas y sujetando un balón, la figura del propio artista. El Ayuntamiento dedicó este ágora, junto a la carretera, al entonces joven escultor, al artista Santiago Alonso Martín.

Grupo escultórico a la familia en Alcubilla de Nogales

FOTOS: M. A. C. (Monumento a la madre en San Pedro de Zamudia, parque de las madres en Morales de Rey y grupo escultórico dedicado a la familia en Alcubilla de Nogales)

Comentarios