Rutas del Vino mantiene su paso firme y vuela hacia la permanencia

Los zamoranos vencían a Bordils este sábado en duelo aplazado y se colocan muy cerca de la permanencia matemática. La escuadra de Margareto comandó el choque durante los cuarenta minutos y supo reaccionar cada vez que los catalanes se acercaban.

Rutas del Vino mantiene su paso firme y vuela hacia la permanencia

Otro paso más hacia la permanencia. El BM Zamora Rutas del Vino sigue con ese paso firme que le ha llevado a hacer casi un pleno de puntos en esta segunda fase del campeonato, la fase de permanencia. Los pistacho tan solo han cedido un punto en esta parte decisiva de la liga y este sábado sumaban dos puntos más de oro para poner otro cimiento más a la salvación. De momento la continuidad en Plata no es matemática, pero sí se puede dar como virtual.

Ante Bordils este sábado el equipo de Margareto quería acompañar a lo emotivo de la jornada. En los prolegómenos del duelo, se tributó un merecido homenaje a Octavio Magadán, uno de los principales nombres de la historia del BM Zamora. Por eso, el equipo local quiso que la fiesta fuera completa y lo logró con una victoria solvente y merecida.

Los zamoranos fueron durante todo el encuentro por delante, con ventajas que oscilaban entre uno y los cinco tantos. Cuando los zamoranos defendían con solidez podían correr y generar primeras y segundas oleadas que casi siempre terminaban en gol. Era entonces cuando la brecha se abría a favor. El problema llegaba cuando ese ataque vertical se convertía en una ofensiva alocada, por momentos demasiado apresurada. Eso generaba pérdidas que permitían a los catalanes no despegarse del choque.

Al descanso, el partido llegaba con 14-12. El asueto se presentaba en el mejor momento para un Balonmano Zamora que estaba en uno de esos momentos incómodos del encuentro, fallando demasiado en ataque, sobre todo encontrándose constantemente con los palos, y defendiendo demasiado blandos.

Tras el intermedio, el Rutas del Vino volvió a recuperar su mejor versión, aunque es cierto que ya no encontraba transiciones rápidas con tanta facilidad. Pese a todo, el buen tono defensivo y el goteo constante de goles, con mucho peso desde los extremos, permitía a los zamoranos entrar en los últimos diez minutos con una cómoda renta de cinco goles: 24-19.

Jaime González, con una efectividad superlativa desde el punto de penalti, comandaba al equipo en una anotación en la que también destacaban los otros extremos Cubillas y Horcajada. Tampoco faltaban a la cita jugadores incombustibles como Guille o Jortos, que junto a Fer o Maide, recuerdan a esos años dorados del Balonmano Zamora en Asobal que estuvieron tan presentes en la previa con el homenaje a Octavio.

Al final, el duelo llegaba a su fin con una victoria local por 29-22 en la que también participaron zamoranos como Dela y Magariño (que anotó una diana de bella factura lanzando de espaldas). Un triunfo que deja la permanencia prácticamente cerrada.

Comentarios