Castilla y León mantiene la senda descendente en los nuevos positivos aunque registra tres fallecimientos

Los brotes activos actualmente en el conjunto de la Comunidad son 387 y los casos positivos a ellos vinculados, 2.239.

Castilla y León mantiene la senda descendente en los nuevos positivos aunque registra tres fallecimientos

Castilla y León registra hoy 150 nuevos casos de la enfermedad COVID-19, con lo que su número actual acumulado es 228.789; de esa cifra, 221.989 se han diagnosticado con pruebas de infección activa.

Todos los nuevos positivos se han declarado atendiendo a la definición de caso confirmado de infección por SARS-CoV-2 adoptada por la Autoridad sanitaria nacional en la Estrategia de Vigilancia, Diagnóstico y Control en la Fase de Transición de la Pandemia de la COVID-19; de los 150 nuevos casos registrados hoy al C.C.A.E.S. de acuerdo con el criterio epidemiológico del Ministerio de Sanidad, 148 han tenido diagnóstico el día previo.

Los brotes activos actualmente en el conjunto de la Comunidad son 387 y los casos positivos a ellos vinculados, 2.239.

Desde la anterior comunicación se han registrado doce altas hospitalarias -29.254 pacientes en total- y tres muertes -para un global de 5.701 personas fallecidas en hospitales-.

La situación epidemiológica y asistencial, recogida territorialmente, puede consultarse en el archivo adjunto de forma más amplia, a través de este enlace al Portal de Transparencia de la Administración autonómica castellana y leonesa; también ahí puede encontrarse la evolución diaria de la vacunación frente a la COVID-19 en la Comunidad.

La Junta de Castilla y León insiste en la responsabilidad individual y colectiva de los ciudadanos, cumpliendo con las medidas preventivas de uso obligatorio de la mascarilla, la distancia interpersonal y la higiene de manos, además de aquellas otras de ámbito sectorial definidas en la normativa vigente; asimismo se recuerda a la ciudadanía la necesidad de limitar los encuentros sociales fuera del entorno de convivencia estable.

La Comunidad de Castilla y León se encuentra, en el marco temporal regulado por el Real Decreto 926/2020, de 25 de octubre, por el que se declara el Estado de Alarma para contener la propagación de infecciones causadas por el SARS-CoV-2, con cierre perimetral autonómico, siendo asimismo el aforo permitido en lugares de culto de un tercio de su capacidad.

La permanencia de grupos personales en espacios públicos y privados está limitada a cuatro personas, con la excepción en el caso de convivientes y el toque de queda para el conjunto territorial castellano y leonés sigue entre las diez de la noche y las seis de la mañana.

Actualmente, 33 municipios castellanos y leoneses se encuentran con medidas excepcionales para la contención pandémica.

El resto de municipios también mantienen el nivel 4 de alerta sanitaria pandémica pero los con medidas ordinarias, más específicas y sectorializadas.

Desde el Gobierno castellano y leonés se reitera la importancia de cumplir también con todas las medidas de carácter general actualmente en vigor y que hacen mención a aspectos preventivos individuales y de relación social, tales como el uso obligatorio de la mascarilla, el lavado de manos, la distancia de seguridad interpersonal, etc., así como aquellas otras de carácter colectivo y sectorial.

Sólo a través de la corresponsabilidad, la solidaridad y la colaboración ciudadana y con el esfuerzo y el compromiso de los profesionales sanitarios, la pandemia por la COVID-19 podrá ser superada, siendo para ello fundamental cumplir las recomendaciones sociales y sanitarias de autoridades nacionales, autonómicas, provinciales y locales.

Comentarios