Innova Chef cierra una temporada "positiva", pero con margen de mejora de cara a la 2021/2022

Saulo Hernández, entrenador del CB Zamora, hace balance de un curso marcado por el coronavirus y donde el equipo ha conseguido su objetivo: la permanencia una temporada más en LEB Plata.

Innova Chef cierra una temporada "positiva", pero con margen de mejora de cara a la 2021/2022

Este domingo el Innova Chef jugaba en casa del CB Prat su último partido de la temporada. Buscando un acto heroico, el equipo viajaba a tierras catalanas para tratar de remontar los once puntos de diferencia de la ida, pero no hubo suerte. La intención del cuadro zamorano era buscar un final igualado y jugar con la presión psicológica, pero el tercer cuarto de los locales fue demoledor y dejó sin premio a los visitantes.

“Ellos son mejores”, señala Saulo Hernández, entrenador del CB Zamora que deja clara de esta manera la diferencia que se pudo ver en el partido. Sobre el rival, explica, que está “hecho para subir a LEB Oro” y se ha plasmado con el récord de 11 victorias y una derrota desde que llegó el base Feliz. Sin embargo, el técnico zamorano se muestra feliz por una temporada “positiva”, donde el único objetivo marcado por el club que era la permanencia se ha logrado.

El poder disfrutar del play-off de ascenso no era más que un premio y un extra para un equipo que pudo hacer soñar a la afición con su buen arranque de curso. “Empezamos bien”, destaca Saulo, que no duda en reconocer que, pese a ello, no han tenido la regularidad “de otros años” y se trasladó en seis derrotas consecutivas que les hizo estar a expensas de los encuentros aplazados del Melilla para conocer si iban a jugar la promoción de ascenso. Una fase extra donde han podido comprobar que el nivel de los aspirantes al ascenso “dista mucho” del suyo.

Saulo Hernández, no obstante, se queda con el pundonor de la plantilla, que se ha podido ver en que el equipo no diese por perdido ningún partido y que los llevó a vencer en el Ángel Nieto a Juaristi o Marbella. Por contra, hace hincapié en que les ha faltado un “punto” de frescura en ataque y que han estado “más blandos” en defensa que otros cursos.

Ahora, con todo finalizado y sin ningún jugador en nómina para la temporada 2021/2022, el Innova Chef tendrá que hacer su balance económico y hablar con patrocinadores e instituciones para perfilar el curso que viene. Por el momento, según el propio Saulo Hernández, no han tenido contactos con ningún jugador de los que pertenecían a la plantilla hasta este domingo, pues considera que el verano es “suficientemente largo” para actuar y buscar configurar un equipo en el que le gustaría ver la mezcla del físico de temporadas anteriores y la experiencia con la que han contado en esta.

“Somos un equipo que no puede elegir en el mercado”, recalca el entrenador, destacando que están a “expensas” del resto de clubes por la diferencia de capacidad económica. Muestra clara de que el trabajo duro para confeccionar el plantel dará comienzo en un club que “no para” y que en estos momentos está trabajando con la base para preparar actividades en los meses venideros.

De momento, el primer paso que se marca Saulo Hernández y la directiva es conocer el presupuesto con el que podrán contar, tomar cierto descanso tras una temporada mentalmente “agotadora” y comenzar a trabajar en una 2021/2020 que confía que sea “normal” tras el ajetreo de la campaña marcada por el coronavirus.

Comentarios