La delicada situación que se vive en Sanabria en las últimas semanas a causa del coronavirus con la aparición de nuevos casos que han obligado de nuevo a incrementar la realización de pruebas PCR a los vecinos, la realización de cribados en algunas zonas como Calabor o en algunas aulas del colegio de Puebla de Sanabria, también está afectando a los negocios.

El último afectado es el supermercado de Carrefour en Puebla de Sanabria que se ha visto obligado a cerrar sus puertas al detectar un positivo entre sus trabajadores.

Al ser el resto de trabajadores contactos estrechos con este positivo, el supermercado se ha visto obligado a cerrar sus puertas de forma temporal hasta que los trabajadores pasen la cuarentena en sus domicilios y prevenir así la expansión del virus.

Comentarios