sábado. 26.05.2018 |
El tiempo

El GCE Villaralbo sigue mostrando su fortaleza en casa y doblega al Palencia

El GCE Villaralbo sigue mostrando su fortaleza en casa y doblega al Palencia
GCE Villaralbo y Palencia se midieron este sábado en un encuentro intenso, atractivo para el espectador y con alternativas en las ocasiones. La contienda comenzaba con quince minutos de retraso. El motivo, una avería mecánica en el autobús palentino que obligaba a la expedición de Rodríguez Aguado a calentar con premura para comenzar cuanto antes el duelo. Al final, a las cuatro de la tarde, arrancaba el choque.

Y pese a que el Palencia corría el riesgo de salir frío por lo precipitado del calentamiento, la realidad es que salió a mandar desde el inicio. La consigna era clara, tocar y tocar desde atrás para generar peligro a la retaguardia del GCE Villaralbo. Pero el equipo de Manuel Fuentes se mostró serio, ordenado y sin apenas fisuras. Además, los eléctricos trataban de robar balones en la zona de creación visitante para salir a la contra y cazar así alguna ocasión clara.

Los palentinos monopolizaban la posesión y triangulaban con precisión y facilidad hasta tres cuartos de campo. Pero a partir de ahí se encontraban una y otra vez con la férrea defensa local. El conjunto visitante se obcecaba en colgar balones laterales tras las buenas jugadas por banda, pero el gran dominio del juego aéreo del GCE Villaralbo cercenaba cualquier ocasión. Aun así, primero Xavi Moré con un tiro cruzado y después Torres con un remate de cabeza en el área pequeña, metieron el susto en el cuerpo a la parroquia zamorana. Esas dos ocasiones fueron el preludio del gol local.

Un error en el despeje de la defensa palentina fue el germen de la diana. Y es que durante todo el partido, la retaguardia visitante se mostró nerviosa, sin confianza y generando peligro para su propio conjunto. Así, tras un mal despeje, Ayrton recogía el cuero en el pico del área grande, ganó línea de fondo y su centro lo remató entrando desde atrás y en el corazón del área Villa.

Ese tanto acentuó el decorado. El Palencia proseguía con su insistencia en los centros laterales y el Villaralbo se encontraba cómodo defendiendo esa forma de juego y buscaba ampliar diferencias. Y a punto estuvo de hacerlo con un lanzamiento de Ramón desde la frontal del área que se estrelló en el larguero en el 35. Antes, el Palencia pidió expulsión al meta local por una entrada a Javichi cuando enfilaba la portería, pero el trencilla decidió no señalar ni siquiera la infracción.

El descanso llegaba con ese 1-0 para el Villaralbo que sin necesidad de tener la posesión se iba ganando el encuentro a base de ejecutar bien la idea de juego con la que saltaba al césped. Tras el asueto, el encuentro ganó en emoción. En este caso, la posesión fue mucho más equilibrada y las ocasiones fueron más claras por ambos bandos. Además, ese reparto de juego y ocasiones hacía que a cada acción clara de un equipo respondiese el otro con otra aún más evidente. Carmona tuvo que emplearse a fondo a disparos de Oji y Manu Arias; mientras que Juanjo hacía lo propio a disparos de Xavi Moré y Durántez.

Se entraba en el tramo final del encuentro y el GCE Villaralbo tenía la sensación de haber perdonado al Palencia. Un Palencia que lo intentó en esa recta decisiva con acciones claras de Xavi Moré y Torres, pero ninguno de los dos fue capaz de batir a Juanjo y de evitar la derrota de su equipo. Y es que los eléctricos tiraron de veteranía en esa parte caliente y pararon una y otra vez el juego para evitar que el equipo de Rodríguez Aguado pudiese enlazar dos buenas acciones seguidas.

Al final, 1-0 para un GCE Villaralbo que sigue mostrando su solidez como local y que se aleja de las posiciones de descenso directo; y un Palencia Balompié que tras cinco empates seguidos y esta derrota pierde un poco de comba con las posiciones de privilegio.

Comentarios
Lo más