sábado. 26.05.2018 |
El tiempo

Una pretemporada yerma para la afición pero esperanzadora para el equipo

Una pretemporada yerma para la afición pero esperanzadora para el equipo
Es evidente que el Zamora Club de Fútbol ha firmado este año una de las pretemporadas más dubitativas que se le recuerdan. Al menos de cara al exterior, los números del conjunto rojiblanco han sembrado dudas entre la hinchada local. Siete encuentros disputados, ninguna victoria y ni un solo gol anotado en 540 minutos. Objetivamente hablando, los datos no hacen sino corroborar la zozobra que sentía durante el periodo estival la afición zamorana cuando comprobaba, apenada, que por unas u otras razones no se lograba mantener un bloque que tan bien funcionó la campaña pasada.

Rivales de casi todas las categorías, de casi todos los niveles, de varios países y formatos diferentes de encuentros. En todos los casos, salvo en la excepción del Real Madrid Castilla, el resultado fue el mismo: empate a cero (Boavista, Salmantino, Guijuelo, Valladolid, Numancia y Getafe B). El único encuentro que no terminó en tablas fue la derrota del equipo rojiblanco ante el filial merengue por 0-4. Curiosamente, y pese a lo abultado del resultado, en ese encuentro se vieron algunos de los mejores destellos de este Zamora.

Pero si la imagen de esta pretemporada para el espectador ha sido cuanto menos inquietante, la valoración que se hace en el seno del vestuario rojiblanco es mucho más positiva. El cuerpo técnico y los jugadores aseguran haber avanzado en esta pretemporada en el afianzamiento de los conceptos tácticos necesarios para amoldarse a la forma dejugar que exige Roberto Aguirre. La ausencia de bloque ha obligado a la escuadra zamorana a ir mucho más lento de lo deseado en esta situación. Algo que prácticamente va a hacer que el Zamora arranque la liga sin conceptos claros o fijos en la parcela de vanguardia.

A esta situación hay que unirle que aún restan por acometerse dos o tres fichajes. Ninguno parece estar lo suficientemente cercano como para tener esperanzas de que se cierre de forma inminente. Esta situación provoca que quien llegue, que debería ser alguien de garantías, deba asumir varios días de adaptación, con el consiguiente riesgo que eso lleva adherido.

En definitiva, pretemporada de fácil lectura en cuanto a resultados. Afortunadamente, los resultados empiezan a valer este fin de semana y será cuando el buen trabajo desarrollado, del que se congratula el cuerpo técnico y los jugadores, se vea reflejado cuando ya haya tres puntos en juego en la competición doméstica. Una liga que comenzará, si nadie decide lo contrario, este sábado a las 20.30 horas en el Ruta de la Plata ante el CD Guijuelo.

Comentarios
Lo más