El Campus Viriato a iniciativa de la Escuela Politécnica Superior de Zamora se dispone a iniciar un programa para el fomento del espíritu emprendedor, que posibilite: La promoción y el desarrollo de competencias relacionadas con el emprendimiento. Una formación específica para la puesta en marcha de una actividad empresarial así como fomentar la innovación y barajar la opción del autoempleo como salida profesional.

De esta manera, contribuir a la generación de una cultura empresarial responsable y sostenible en Zamora. El Campus Viriato es el entorno elegido para la puesta en marcha de esta iniciativa de fomento de la actividad emprendedora. La USAL ha decidido llevar a cabo esta actividad puesto que cuenta  con los potenciales emprendedores, a quienes, con una sólida formación, ayudaremos a canalizar su iniciativa individual hacia el mundo empresarial.

Con la propia institución, que atesora una larga experiencia en iniciativas similares. Y con importantes agentes sociales de nuestra comunidad, sabedores del impacto que, a medio y largo plazo, puede tener una iniciativa de estas características.

Por ello, desde la propia Universidad aseguran que les gustaría conocer las impresiones u las inquietudes de los alumnos y los profesores del Campus Viriato y la Escuela Politécnica Superior, por ello invitan a de la presentación de nuestro programa, el próximo día 25 de mayo, a las 18.00 horas en el Salón de actos del Campus Viriato.

 

 

 

 

El espíritu emprendedor, motor en la economía de la innovación, la competitividad y el crecimiento, aporta mucho más que todo eso a nuestra sociedad, representando un fascinante vehículo de desarrollo personal. Visto así, se hace necesario diseñar instrumentos y políticas generadoras de una sólida cultura emprendedora que garanticen su fomento y consolidación. El ámbito educativo, en general, y la Universidad, en particular, no pueden eximir su responsabilidad en este sentido. La educación debe posibilitar la adquisición de aquellas cualidades personales que constituyen la base del espíritu emprendedor y si ésta, en sus planes reglados, no lo contempla de forma específica, solapada, directa o transversal, deberá completarse con modelos de aprendizaje, aplicables a nuestro entorno. Comprometidos con este enfoque de enseñanza, y desde una orientación absolutamente práctica que posibilite la materialización de aquellas ideas de negocio que resulten de la creatividad de nuestros alumnos

Comentarios