lunes. 23.04.2018 |
El tiempo

El FS Zamora gana a tres décimas del final (3-2)

El FS Zamora gana a tres décimas del final (3-2)

Los rojiblancos levantaron sobre la bocina un partido que se les había puesto muy cuesta arriba en el tramo final. Cerca remató un balón suelto en el área para llevar el delirio al Ángel Nieto. La Copa sigue siendo un reto factible.

La valentía tuvo premio esta vez. Con 1-2 en contra, y tras encajar un gol jugando ya con portero-jugador, el FS Zamora insistió en el riesgo para empatar a poco más de dos minutos del final y llevarse la victoria cuando solo quedaban tres décimas para la bocina. Cerca cazó un balón en el área para batir al guardameta del Cuéllar, poner el 3-2 definitivo y relanzar las aspiraciones coperas de un cuadro rojiblanco que fue todo fe.

El choque discurrió igualado desde el inicio. El Cuéllar demostró ser un equipo sólido, con cierta facilidad para hacer circular la pelota, pero con escasa puntería. Tampoco tuvo en la efectividad una virtud el FS Zamora, pero sí supo aprovechar una de sus ocasiones en la primera mitad. Jose, escorado hacia el perfil zurdo, supo sacar un disparo seco que sorprendió al guardameta por bajo (1-0 min. 15)

Tras la reanudación, el Cuéllar empujó más, cargó de faltas a los rojiblancos y tuvo varias opciones para igualar la contienda. Imanol, soberbio en la segunda mitad, las paró de todos los colores para evitar el empate. Incluido un doble penalti que detuvo con la cara. En el otro área, los chispazos del FS Zamora tampoco hallaron el premio del segundo tanto. Jose volvió a estar cerca con un lanzamiento que se marchó alto.

El duelo se encaminaba hacia el final con esta ventaja mínima para los locales hasta que el Cuéllar, en la ocasión más inesperada, pudo batir a Imanol con un lanzamiento raso que entró pegado al palo. Era el minuto 35. Antonio Fernández reaccionó de inmediato y optó por sacar portero-jugador para buscar la victoria. El equipo visitante castigó la osadía con un tanto a portería vacía desde su propio campo (1-2 min. 37).

Todo parecía perdido, pero de nuevo con cinco hombres en el ataque, un arranque de fe de Jose, que golpeó el balón con la puntera y con el alma, puso el 2-2 a renglón seguido. Consciente de la necesidad de ganar para aspirar a la tercera plaza, Antonio Fernández mantuvo el portero-jugador y, después de que el rival se quedara con uno menos por una falta a trece segundos para el final, la última oleada de fe llevó la pelota a los pies de Cerca que no falló. El FS Zamora sigue en la pelea por la Copa.

Comentarios
Lo más