viernes. 25.05.2018 |
El tiempo

La Guardia Civil esclarece el homicidio ocurrido en Santa Cristina de la Polvorosa

La Guardia Civil esclarece el homicidio ocurrido en Santa Cristina de la Polvorosa
El día 22 de febrero de 2014, una ciudadana de nacionalidad búlgara presentó denuncia en el Puesto Principal de Benavente por la desaparición de su marido, también de origen búlgaro. Supuestamente, la desaparición ocurrió unos días antes, el 14 de febrero, tras ausentarse del domicilio familiar (ubicado en la localidad zamorana de Santa Cristina de la Polvorosa) el cónyuge de la denunciante. Al parecer, esta supuesta desaparición fue voluntaria ya que se llevó ropa, enseres personales, documentación, teléfono móvil y 50 euros en efectivo. La mujer búlgara explicó que había recibido, tanto ella como amigos comunes, comunicaciones vía teléfono del citado marido (unos días después de su desaparición) en las que le instaba a no buscarlo, ya que estaba fuera de España y se encontraba bien, no deseando regresar al domicilio familiar.

Hay que apuntar que esta pareja de ciudadanos de origen búlgaro fue contratada unos meses antes, junto con un hijo (mayor de edad) del desaparecido, para que cuidaran de un aprisco ubicado en la localidad de Santa Cristina de Polvorosa, donde sus empleadores les cedieron una casa sita junto al mismo para que pudieran vivir.

A raíz de la denuncia de la desaparición, la Guardia Civil de Zamora practicó diligencias de investigación al objeto de localizar a esta persona siendo numerosas las gestiones y entrevistas con familiares y personas cercanas a su entorno, pero finalmente ninguna de ellas llevó a su localización. Si bien, valorando la información obtenida en la práctica de las diligencias de investigación descritas, se empezó a barajar la hipótesis de que esta desaparición no fuera voluntaria y que además pudiera deberse a la acción criminal de otra/as personas sobre el citado ciudadano búlgaro.

Entre otros datos obtenidos, eran conocidos los problemas de origen sentimental que tenía la pareja y la denunciante pasó a convivir con uno de sus empleadores después de la desaparición de éste. Con toda la información obtenida, la Guardia Civil de Zamora empezó a orientar la línea de investigación hacia una hipótesis que finalmente fue la acertada, el homicidio del ciudadano búlgaro supuestamente a manos de unos de sus empleadores y probablemente motivado por causas sentimentales.

Por ello se intensificaron las tareas de investigación en esta línea, lo que probablemente provocó que el supuesto autor de los hechos intentara deshacerse del cadáver de una forma precipitada, al saberse que podría ser descubierto.

De nuevo la colaboración ciudadana resultó determinante para el esclarecimiento de este caso. Un vecino de la comarca alertó de una columna de humo en la zona de la explotación ganadera de la persona investigada en la tarde del día 14 de junio, cuando transitaba próxima a la misma. Al acercarse a la columna de humo observó restos de lo que le pareció pudiera ser un cadáver humano. Los investigadores de este caso asociaron de manera inmediata lo narrado anteriormente con la desaparición meses atrás del ciudadano búlgaro.

De la inspección ocular realiza en el lugar del hallazgo y del resto de diligencias de investigación se obtuvo el suficiente material probatorio que llevó a la detención de uno de los propietarios de la explotación ganadera como supuesto autor de un delito de homicidio. También se halló el lugar donde ocultó el cadáver durante cinco meses, un pozo próximo a la explotación ganadera, de forma tal que tras atarlo fue fondeado con peso para evitar su reflotamiento.

Con fecha 15 de julio se procedió (en Benavente) a la detención de la persona referida como supuesto autor de un delito de homicidio, decretando el Juzgado de Instrucción de Benavente que entiende del caso el ingreso de éste en la prisión de Topas. Avanzando en las investigaciones también se llegó a determinar la participación de la compañera sentimental del detenido (ex mujer del ciudadano búlgaro desparecido) en este caso, pudiendo (hasta la fecha) acreditarse la supuesta comisión de un delito de encubrimiento.

Esta imputación fue motivada dado que intentó simular comunicaciones de su ex pareja con la finalidad de desviar la atención de los investigadores y dificultar así la investigación, dando a entender de que el desaparecido estaba vivo, no deseaba ser localizado y regresar al domicilio familiar. Con fecha 16 de julio de 2014 se procedió a detener en Benavente a esta persona imputándosele un delito de encubrimiento, decretando el Juzgado de Instrucción su libertad con cargos, aplicándole medidas cautelares para evitar su salida del territorio nacional.

Las investigaciones a día de la fecha no han finalizado ya que se está a la espera de informes periciales de identificación (de forma indubitada) del cadáver mediante la técnica de ADN y otros que arrojarán más luz sobre cómo pudieron desencadenarse los hechos que llevaron a la muerte del ciudadano búlgaro; así como, la posible participación de otras personas en este trágico suceso.

Comentarios
Lo más