domingo. 22.04.2018 |
El tiempo

El último adiós

Cientos de personas se concentraron este viernes en la iglesia de María Auxiliadora para dar el último adiós a Fernando Casquero, Dani Camarzana y Rubén González. Pese a ser uno de los templos más grandes de la ciudad, la nave central no pudo acoger a la ingente cantidad de zamoranos que quisieron despedir a los tres montañeros. Ante eso, el patio exterior de María Auxiliadora también se llenó de ciudadanos que quisieron, desde fuera y en un respetuoso silencio, honrar la memoria de estos deportistas.

Con las últimas luces del ocaso, Zamora despedía a Fernando Casquero, Dani Camarzana y Rubén González. Tras una semana extremadamente difícil, familiares y amigos ofrecían su último adiós a tres deportistas que acudían el pasado fin de semana a los Picos de Europa llamados por este atractivo macizo y que fallecían mientras realizaban el ascenso al Espolón de El Jiso. 

No hubo ni una mala pisada, ni un solo momento de vacilación. Los tres zamoranos eran avezados montañeros. Pero no esperaban que una roca decidiera resquebrajarse del macizo. Esa roca se fracturó y se separó del pico central. Pero su disgregación llevó aparejadas otras tres separaciones. Las de los montañeros zamoranos que, fruto de ese infortunio, fallecían a los pies del espolón. 

“Hemos tenido que ir pasando etapas muy duras”, reconocía el presidente de la Agrupación Montañera Zamorana, José Tomás. La falta de noticias el domingo, las dudas del lunes, el hallazgo luctuoso del martes, la imposibilidad de rescatar los cuerpos el miércoles, la recuperación de los cadáveres el jueves y la llegada a Zamora este viernes. “Es imposible describir lo mucho que están sufriendo las familias”, comentaba entre sollozos el propio José Tomás. 

Este viernes, miles de personas le ofrecían el último adiós a los tres montañeros zamoranos, primero en la capilla ardiente y después en el funeral cuya misa fue oficiada por el Obispo de Zamora, Gregorio Martínez, que durante varios momentos tuvo que detener su homilía, visiblemente emocionado. Momentos de indescriptible dolor ante tamaña tragedia que golpea, treinta años después, a los montañeros zamoranos.

Fernando Casquero, Dani Camarzana y Rubén González quedarán para siempre en un recuerdo imborrable para familiares, amigos y para el deporte zamorano en general, que durante esta semana ha escrito el capítulo más luctuoso de su historia moderna. 

Ahora, como publicaba Miguel Á. en su página ‘El rincón de Míguel’, ellos cuidarán de sus compañeros desde el cielo. D.E.P.

vineta_montaneros

Comentarios