Jaime Rosón prepara su primera experiencia en el Rhône-Alpes Isère Tour

Jaime Rosón prepara su primera experiencia en el Rhône-Alpes Isère Tour

La prueba arranca con una jornada nerviosa, de sólo 126 km, con tres subidas a la Cote de Succieu (2ª) en la parte decisiva. De hecho, la meta se ubica a mitad de su tercera ascensión. Para el jueves, una etapa algo más larga con continuos sube y baja y paso por cinco puertos puntuables de tercera categoría. Además, los últimos metros hasta llegar a St Laurent de Mure volverán a picar para arriba. 

La etapa del viernes presenta el puerto más duro de toda la vuelta: el Col de Malleval (1ª). Aunque se encuentra lejos de meta, sus rampas pueden seleccionar un pelotón que en la parte final hará frente a un perfil rompepiernas con otras dos subidas.

Eugenio Goikoetxea dirigirá un bloque muy joven en el que Jaime Rosón y Josu Zabala son los más veteranos con tan sólo 24 años. Un equipo en la línea de Caja Rural-Seguros RGA, que tratará de hacerlo lo mejor posible frente a un pelotón con otras formaciones de categoría Profesional-Continental, varias del escalón Continental y los mejores clubes nacionales franceses.

El zamorano Jaime Rosón explica: “He recuperado bien después de Croacia, aunque ya me noto algo cansado. Llevo mucho tiempo concentrado, con presión y el cuerpo ya me pide un descanso. Afrontamos Rhône-Alpes Isère con el objetivo de siempre: completar una buena carrera para el equipo y ayudar a algún compañero para que pueda lograr algo bonito. Las etapas, a priori, no parecen muy duras, ya que los puertos se encuentran a mitad de recorrido. Para mí es una lástima, pero seguro que el equipo dará que hablar. Conseguir la primera victoria siempre da confianza pero mantenemos los pies en el suelo. Hay que seguir trabajando, porque la temporada aún no ha acabado y en verano llegan objetivos muy importantes para nosotros”.

Comentarios