La biblioteca del Campus Viriato comenzó hace una semana su campaña de estudio enfocada a los exámenes finales. Debido a la gran afluencia de estudiantes por estas fechas, podrán acceder a dicha biblioteca aquellos alumnos que presenten el carnet de estudiante de la USAL. Esta medida, enfocada a que todos los alumnos de la universidad tengan sitio en las instalaciones, se prolongará hasta el próximo 7 de julio.

Ante esta nueva situación, los zamoranos que no pertenezcan a la USAL podrán realizar sus horas de estudio en la Biblioteca Pública situada en la Plaza de Claudio Moyano y la sala de estudio del Colegio Universitario. En ambos casos, las opciones de acceso se han flexibilizado en los últimos meses puesto que anteriormente en la primera no se podía acudir con apuntes propios y en la segunda se solicitaba el carnet de la UNED.

Una situación diferente a la que se vive por ejemplo en Madrid, donde el propio ayuntamiento habilita salas de estudio gratuitas. Espacios destinados a los estudiantes sin importar sus estudios o universidad y pudiendo acudir particulares que se encuentren preparando oposiciones.

 

Comentarios