Los rumores de demolición de la antigua fábrica de fábrica de harinas San Isidro hicieron saltar todas las alarmas ante las cuales el Foro Ciudadano de Zamora pidió al Ayuntamiento que tomará medidas ante "este atentado contra el patrimonio". Unas medidas que por el momento no han comenzado pero "se estudiaran vías de diálogo con el comprador" tal y como ha asegurado este lunes el alcalde Francisco Guarido.

Por el momento, el equipo de gobierno es conocedor de la compra del inmueble por parte de un empresario. Un comprador con el que aún no se han establecido vías de diálogo. "Lo que sabemos hasta el momento es que el inmueble ha sido adquirido por un empresario y comenzaremos a estudiar las vías de diálogo con el mismo", aseguró Guarido.

La intención del Ayuntamiento es llegar a un acuerdo mediante posibilidades que "puedan interesarle". Un pretexto de negociación aún por iniciarse puesto que hasta el momento se desconoce quién ha sido el responsable de la compra de la antigua fábrica de harinas San Isidro sitada en la Puerta de la Feria.

Comentarios