El parque de bomberos de Zamora recibía una llamada este miércoles en torno a las diez de la noche alertando de que un grupo de personas se encontraba atrapado en un azud del Duero. La llamada alertaba que los viandantes no estaban heridos, pero eran incapaces de encontrar la forma de regresar a la orilla, ya con la noche completamente cerrada.

Al llegar a la zona, próxima al viejo puente del ferrocarril, los bomberos socorrían a los ciudadanos y la Policía Local tomaba declaración para conocer los hechos. En principio, según la versión de los implicados, se encontraban caminando entre las islas de la zona cuando les sorprendió la noche y fueron incapaces de encontrar la forma de regresar a la orilla, puesto que otro grupo de jóvenes había destrozado el pequeño acceso que comunicaba con el camino. "Un grupo de chavales al que no hicimos caso nos incomunicó, rompiendo el puente que había", afirman.

Ante eso, y en un lógico estado de nervios, avisaron a los bomberos y a la policía para regresar al camino de la margen derecha del Duero. Afortunadamente, y más allá del susto, no hubo que lamentar daños personales.

Comentarios