viernes. 20.04.2018 |
El tiempo

Mañana de luto

La cofradía de Jesús Nazareno ha salido a las cinco en punto de la mañana tras el toque del Merlú y bajo los acordes de la Marcha Fúnebre de Thalberg.

Cruces arriba, emoción en la garganta y el sonido del himno oficioso de la Semana Santa zamorana. Se escuchó Thalberg y de San Juan partió el Cinco de Copas para dar por comenzada la procesión del Jesús Nazareno, que recorrió las calles de la capital hasta pasado el mediodía. 

Con las calles llenas y el recorrido integrado por más cofrades que en años previos, Jesús Nazareno se dirigió sin incidentes hacia la zona de las Tres Cruces, donde se produjo el baile de los pasos y los cofrades reposaron los cuerpos - sopas de ajo incluidas - antes de iniciar el camino de vuelta.

Ya entrada la mañana, el golpe del sol hizo mella sobre los hermanos, que tuvieron que apoyarse en botellas de agua y en los respiros de las zonas de sombra para terminar sin sustos el camino hacia el museo, en esta ocasión bordeando por la calle Ramos Carrión para enfilar el cierre de la procesión más emblemática de todas las que componen la Pasión.

Comentarios
Lo más