jueves. 19.04.2018 |
El tiempo

Más de una décima parte de los conductores confiesa no haber respetado las normas alguna vez

Más de una décima parte de los conductores confiesa no haber respetado las normas alguna vez

Tanto en Castilla y León como en la provincia, los delitos más repetidos son por conducir bajo la influencia de las drogas y el alcohol y por circular sin permiso. Sin embargo, el número de condenas a conductores está por debajo de la media española, situándose en un 1,03%, mientras que en la totalidad del país está en 1,36%

Castilla y León todavía no se ha concienciado en materia de seguridad vial. Así lo muestran los datos de una encuesta de la Fundación Línea Directa, que dice que 292.600 conductores reconocen haber realizado alguna vez conductas delictivas al volante, tales como conducir bajo la influencia del alcohol o las drogas, ir a más de 200 kilómetros por hora por una autopista o a más de 110 kilómetros por hora en una zona urbana. 

Extrapolando los datos de esta encuesta a Zamora, esto supone que en la provincia son más de 15.000 los conductores que no respetan las normas de seguridad vial. De hecho, las cifras en los juzgados españoles lo dejan claro. Desde 2008 se han celebrado casi 900.000 juicios sobre seguridad vial, de los que 650.000 han terminado en condena. Esto supone que los delitos contra la seguridad del tráfico suponen una tercera parte del total de los delitos que se cometen en España. Además, la proporción de sentencias condenatorias ha experimentado un aumento en los últimos años, pasando del 66% al 85% en solo siete años. 

Una de las causas de estos hechos puede ser el desconocimiento del Código Penal en este aspecto ya que casi medio millón de automovilistas de Castilla y León ignoran que pueden ir a la cárcel por una cuestión relacionada con esto y casi 700.000 no saben que conducir bajo la influencia de las drogas puede también provocar el ingreso en prisión. 

Delitos viales en Castilla y León

La media nacional en cuanto al porcentaje del censo de conductores condenados por sentencia penal se sitúa en el 1,36%, estando por encima de esto en cinco comunidades autónomas por las tres que la igualan y las ocho que están por debajo. Una de estas últimas es Castilla y León, que cuenta con un 1,03% de conductores condenados en los últimos cuatro años. 

Por tipo de delito, las condenas más habituales en la región son por conducir bajo la influencia de las drogas y el alcohol y por circular sin permiso. En este sentido, Cataluña resulta ser la Comunidad con mayor proporción de condenas por exceso de velocidad y por negativas a realizar pruebas de alcoholemia o de detección de drogas. Por su parte, Baleares lidera el ránking en delitos por conducción bajo la influencia del alcohol y las drogas y Murcia, el de conducción sin carné.

Las regiones que más superan la media española son Baleares, Murcia y Galicia, seguidas de Cataluña y la Comunidad de Madrid. En el lado contrario, por su parte, se encuentran Cantabria, Extremadura y Aragón, con índices muy inferiores a la media española. Mismo porcentaje tienen en Asturias, País Vasco y Andalucía.

Comentarios
Lo más