jueves. 21.06.2018 |
El tiempo

La hostelería de Zamora luce su calidad

La hostelería de Zamora luce su calidad

La Asociación Zamorana de Empresarios Hosteleros celebraba este miércoles en el Teatro Principal la tercera gala de los Premios Vesta a la hostelería zamorana; unos premios que tienen como objetivo principal reconocer la labor de los establecimientos galardonados y la dimensión de la hostelería en la economía social de la provincia de Zamora. España Directo, Jonathan Garrote, Café Marlen, Restaurante La Oronja, Restaurante la Bici Verde, Caprichos de Meneses, El Ermitaño, Casa Toribio y Restaurante Lera, los galardonados.

Era la noche de los hosteleros. Cada dos años, la Asociación Zamorana de Empresarios Hosteleros celebra los Premios Vesta. Este miércoles, estos galardones cumplían su sexta edición y lo hacían con veinticuatro nominados en las ocho categorías disponibles en el Teatro Principal de Zamora. 

Y es que tras recibir un total de 74 propuestas, el jurado de los Premios Vesta realizó una preclasificación de 24 nominados. Todos ellos, además de otros hosteleros y representantes institucionales y de empresas privadas, se daban cita este miércoles en la ceremonia de entrega.

Fue una gala larga, de casi dos horas, que comenzó con un minuto de silencio por los montañeros fallecidos y que fue tremendamente dinámica con Eva Araujo como maestra de ceremonias y con pequeñas actuaciones musicales, teatrales, cómicas y también una exhibición acrobática de cócteles. Fueron actuaciones intercaladas en la entrega de los ocho premios que corrieron a cargo de talentosos zamoranos. 

Los galardones recayeron en España Directo (premio a la comunicación), Jonathan Garrote (premio al joven valor), Café Marlen (premio café y afterwork), Restaurante La Oronja (premio a las mejores tapas), Restaurante la Bici Verde (establecimiento revelación), Caprichos de Meneses (premio Alimentos de Zamora), El Ermitaño (premio a la excelencia) y Casa Toribio (premio Patronato de Turismo).

Por último, la noche tuvo dos momentos emotivos. Por un lado, el premio honorífico entregado a Cecilio Lera y el reconocimiento a dos miembros de Azehos que después de años de trabajo han dado un paso atrás: Alfonso Gómez y Carmen Oterino.

Comentarios
Lo más